En tres tiempos se divide la vida: En presente, pasado y futuro; de éstos el presente es brevísimo, el futuro dudoso y el pasado cierto... (Lucio Anneo Séneca)

lunes, 23 de mayo de 2022

Capilla Mudéjar de San Bartolomé

La capilla funeraria de un judeoconverso






La collación de San Bartolomé se creó como consecuencia de la revuelta antijudía con el resultado del asalto a la judería que hubo en nuestra ciudad en 1391... 
Muchos de los judíos convertidos al cristianismo ¡ No por amor a nuestro Dios! sino para poder quedarse en su tierra y sus casas, decidieron crear un nuevo barrio para evitar ciertas "reminiscencias" y así poder crear el olvido de sus antiguos apellidos. 
En el nuevo barrio se erigió a finales del siglo XIV la pequeña parroquia con el mismo nombre que el barrio, San Bartolomé... 
A principios del siglo XV se le añade una capilla de carácter funerario bajo la advocación de Santiago alrededor de 1410... 
Samuel de los Santos Gener al describirla afirmaba que la primera impresión que producía al verla era la de un torreón por su crestería almenada de ladrillo.
Y ahí se encuentra, integrada en lo que hoy es la Facultad de Filosofía y Letras, sin ninguna duda, una joya del arte mudéjar.
Su portada que se encuentra en un lateral tiene un pórtico en el que se puede apreciar tres arcos de ladrillo marcado. sin duda con pretensión monumental contrasta con la sencillez del templo, la capilla es de planta basilical de una única nave rectangular de nueve metros de largo por unos cinco de ancho, con cubierta con bóveda de crucería.
Fotografía propiedad de Cordopolis
El fondo estuvo decorado con pintura mural de la que apenas quedan restos.
Los muros que hoy están cubiertos en su totalidad con yesería con representaciones vegetales y heráldicas. se cree que en las representaciones murales estaría representada santa Victoria, patrona de la ciudad, junto San Acisclo con la palma del martirio y ropajes anacrónicos.
Muestra un gran aspecto a pesar de que no llegó a terminarse, posiblemente por la escasez económica y por ello la intentona de utilizar materiales de acarreo como fústeles y columnas romanas e islámicas.
Pórtico de la Capilla
El fundador de esta Capilla fue don Diego Fernández de Córdoba, que no quiere decir que perteneciera al linaje de los "Fernández de Córdoba", sino que los conversos eran muy dados a coger apellidos que no hicieran sospechar de donde procedían... Y esto es lo que hizo este hombre, a pesar de que varios genealogistas lo han querido hacer nada más y nada menos que hijo del marqués de Chillón. ¡Nada más lejos!
D. Diego Fernández de Córdoba llamado "Abencaçin", fue Alfaqueque mayor del Rey, es decir el que se encargaba de liberar a los cristianos del reino musulmán. 
Hizo una gran carrera diplomática bajo la regencia de Fernando de Antequera y después bajo las ordenes del rey Juan II.
Tantos buenos pactos logró en cuestión de treguas con el Reino Nazarí que hasta D. Fernando "El Justo" lo distinguió con la orden "de la Banda" como se puede ver en el escudo en la Capilla.
Esta maniobra se hizo precisa para que D. Diego Fernández de Córdoba estuviera libre de que pensaran que fuera converso ya que para entrar en las órdenes se necesitaba un expediente blanco de limpieza de sangre ¡Lo tenía! pues no, pero como "donde manda patrón no manda marinero" el rey hizo diluir toda duda con el otorgo de la orden de la Banda y así convertirse en contador del maestre de Santiago, que por entonces lo era el infante don Enrique, hijo de Fernando de Antequera.
D. Diego también ocupó el cargo de veinticuatro de Córdoba y se hizo de un nombre y de ascenso social impensable para la mayoría de conversos que se encontraba en Córdoba.
bóveda de crucería
En el fantástico trabajo de doña M. A. Jordano- cuenta que Don Diego se casa con doña Sancha García, de éste matrimonio nacieron, que se sepa, tres hijos: Gómez Fernández de Córdoba, Gonzalo y Fernán. 
Como consta y bien dice M.A. Jordano-  en la escritura de venta de la torre de Berlanga en 1423, heredad de la sierra de Córdoba que poseían los tres hermanos, a favor del que más tarde se convertiría en San Álvaro de Córdoba, para fundar el convento de Santo Domingo de Scala Coeli. 
De los tres hijos de este matrimonio poco sabemos de los dos menores, y sobre el primogénito Gómez Fernández sabemos que hizo carrera religiosa...
Precioso Zócalo
El hecho de que su padre fuera judeoconverso no fue un obstáculo, culminando con la obtención del cargo de maestrescuela de la Catedral de Córdoba y protonotario pontificio que ocupó entre el 1 de junio de 1442.
Fundó una capellanía en la capilla de Santiago de la iglesia de San Bartolomé, dotándola de ciertos bienes ubicados en las cercanías, de cuya administración encargó a personas a personas de su linaje: A su sobrinos Iñigo de Herrera o de Córdoba, Gómez Fernández y Fernando de Molina... Para 1465 ya había fallecido y su administrador Iñigo de Herrera, arrienda casas de esta Capellanía.
El 5 de marzo de 1475, fecha en la que recayó su canonjía en su sobrino Íñigo de Herrera: 
"patrón de la capilla de Santiago que es en la iglesia de sant Bartolomé (...) do está sepultado (...) mi señor tío don Gómez Fernández (...), maestrescuela de la eglesia catedral de (...) Córdoua", al arrendar a un zapatero unas casas que pertenecían a la capilla.
 
Pero la inquisición fue dura en Córdoba, sobre todo en tiempos del Inquisidor Diego Rodríguez Lucero... Fue nefasto para la ciudad, por ello fue apodado "El Tenebroso no estaban libres de culpa ni los mismos canónigos que cayeron uno a uno muchos...
Condenó a tres personajes del alto clero catedralicio como el tesorero don Pedro Fernández de Alcaudete, el racionero Domingo Alfonso y el maestrescuela Don Gómez Fernández que no se libró ni muerto del Tribunal. 
El auto de fe en el que don Gómez fue declarado judaizante y condenado post mortem, junto con el capellán de la Catedral, don Gómez Gutiérrez Solano, tuvo lugar el 24 de abril de 1486, aunque la causa no están nada claras... 
lápida
La condena fue dura, en aquellos tiempos de enérgica actividad inquisitorial, también alcanzaba a los fallecidos... El sambenito de Gómez Fernández fue expuesto en el Patio de los Naranjos de la Catedral en 1486 por hereje judaizante, salió en estatuilla en auto de fe el 7 de mayo de 1499  y fue quemada junto a su huesos...

Isla más próxima al puente
posible lugar de la quema de D. Gómez
" i habiendo muerto en la prisión mientras se le seguía la causa i sido sepultado, después de concluida, fue condenado a relajación i salió en estatua al auto de fe, la cual fue quemada con sus huesos en la isla que forma el río entre los dos primeros molinos por bajo del puente"

Por lo que le llevó al extremo de la deshonra de su familia y el despojo de sus propios bienes que parte se quedaba el tribunal y parte la corona.
En 1953 se comenzó con la rehabilitación a cargo de don Rafael de la Hoz creando un nuevo acceso a la capilla, el patio fue empedrado colocándose una reja barroca a la puerta de entrada.
Durante esta rehabilitación se pudo confirmar que la Capilla se levantó a finales del siglo XIII y que parte de la decoración como la solería con ladrillos vidriados y olambrillas se puede datar del siglo XV, destacando el bello zócalo de figuras geométricas. 
Hubo más restauraciones, que se sepa una en 1957  y otra en 1980, en esta fecha se colocó al vano principal un escalón para la colocación de la puerta de madera que existe como cierre.
Zócalo alicatado
Esta Capilla fue unida al Hospital de Cardenal Salazar en el siglo XVIII y durante muchos años estuvo unida al nombre del dictatorial Almanzor.
La leyenda contaba de que en aquel mismo enclave existió una mezquita privada mandada edificar por Almanzor para su esposa Fátima... 
¿Qué de donde salió esta historia? Pues según dicen de un traductor, que no se sabe si bien intencionado o no, tradujo por equivocación las letras situadas en el friso como que había sido edificada para ésta señora, haciéndose eco de esto historiadores e investigadores con Sánchez de Feria o el mismo de las Casas Deza.
Hasta que nuestro ilustre historiador y magnifico arabista Amador de los Ríos que tradujo de nuevo las inscripciones viendo que todo era incierto y que solo eran alabanzas a Alá.
La Capilla, fue declarada monumento histórico-artístico por el decreto del Gobierno Provisional aparecido en la Gaceta el 4 de Junio de 1931, más tarde se confirmaría Bien de Interés Cultural. 
En 1999, la Junta de Andalucía y la Facultad de Filosofía y Letras firmaron un convenio que por el ambos se comprometían a realizar la reforma, más tarde se unió Cajasur... Pero no es hasta el 2002  se firmó un convenio entre la Junta de Andalucía, Cajasur, la Diputación y la Universidad de Córdoba para la limpieza y rehabilitación de del atrio de entrada ya que se encontraba en un estado lamentable.
Tras una restauración de varios años que comenzó el 2008, con una inversión de 500.000 euros.
El 20 de marzo de 2010 abrió sus puertas al público....


* Editad0 2/06/2022 Ampliación de información.

Fuentes consultadas:
La restauración de otro monumento de R. G Diario de Córdoba 20/02/1957-Patrimonio artístico y monumental de las universidades andaluzas-La capilla funeraria del alfaqueque judeoconverso don Diego Fernández Abencaçin de Mª Ángeles Jordano barbudo- Notas sobre las relaciones de los judíos y conversos con la sociedad cordobesas en la baja Edad Media por Iluminado Sanz Sancho * Universidad de Madrid-  Foto recogida de internet- Patrimonio artístico y monumental de las universidades andaluzas .

domingo, 8 de mayo de 2022

Milagros Toldos.

             La modelo progresista de Romero de Torres

Milagritos Toldos 1922
Oleo y temple sobre lienzo 90 x 100 cm
Colección Privada
La joven se encuentra sentada apoyada sobre una mesa de madera con pie de dragón y sobre ella un tapete morado. Ataviada con un vestido de raso muy común en los cuadros de D. Julio Romero de Torres, con espalda al descubierto y tapando uno de sus hombros con un mantón que recae sobre su falda... 
Milagros Toldos
La modelo se encuentra en un espacio libre con fondo de paisaje.
El cuadro está firmado en el ángulo inferior izquierdo al dorso firmado y con la leyenda "pintado al oleo y al temple" y con etiqueta de la galería madrileña de Fernando García Guereta.
Fue adquirido por la actual propiedad en Subastas Durán en 1972 y en el 2017 reapareció en la casa de Subastas Ansonera con un precio de salida de 95.000 euros aunque antes de la subasta fue retirado por la propiedad.

Milagros Toldos, a la que llamaban "Milagritos" con ese aire paternalista y condescendiente muy de la prensa de los años 20 (dice de ella en el articulo que es de inteligencia despejada)... 
Era cantante y actriz con lo que se habría ganado la vida... Además quiso ser más en el mundo del espectáculo y fue autora de letras y maquetista ¡Por lo que decía la prensa en aquellos tiempos una de las dos mujeres conocidas que componían!
Nada más sabemos, ni tan siquiera donde nació o como fue de su vida... ¡ Al menos yo no he encontrado nada! 
Cartel para corrida de toros
Fue pintada por Julio Romero de Torres  dos veces, lo poco que sabemos de esta mujer es por artículos de la prensa madrileña como "Correspondencia de España": 
Hizo sus estudios en el conservatorio, los cuales terminó con brillantes notas apenas contaba con 15 años y es a partir de ahí cuando comenzó su carrera como figurante en la compañía de María Guerrero y su marido el conde Fernando Díaz de Mendoza y Aguado, abuelos de Fernando Fernán Gómez.
Fotografía recogida Caldeandrín anticuario
Milagros Toldos
Con esta compañía embarcó para América, recorriendo Argentina y Uruguay...
De vuelta a España figuró en la compañía del peruano Felipe Sansone y la sevillana María Palau, pasado un tiempo - y haciendo siempre referencia al articulo- lo deja todo y se prepara como "cancionista" debutando el 11 de agosto de 1922. 
Una letra de M. Toldos
Milagros también fue modelo para el cartel realizado por Julio Romero de Torres donado para la corrida de toros "patriótica" del 26 de Septiembre 1921 para obtener fondos destinados 
a los hospitales de la Cruz Roja Española, tras el denominado "desastre de Annual" en el conflicto bélico en Marruecos, en el que perdieron la vida 14.000 militares españoles destinados allí. 
Entre 1895 y 1898 se celebraron en el Reino de España numerosas corridas de toros denominadas "patrióticas" y la recaudación se destinó a los combatientes de ultramar, concretamente en la guerra de Cuba. 
Posteriormente y como es el caso al que hacemos referencia, por circunstancias similares y de forma extraordinaria se volvió a éstos festejos.

En estas fotografía que fueron encontradas a la venta se dice que están dedicadas al cronista conocido por "Frégoli" que escribió más de 350 artículos y crónicas en "El Provenir" (Cartagena) y el "Mundo Escolar" de Madrid, "El diario de San Fernando" (Cádiz) y un largo etcétera... 
Con una colección de más de 600 fotografía originales de más de 200 artistas españoles de varietés.


Fuentes consultada: 
Prensa Correspondencia de España año 1922-Erotica. Revista Flirt nº 34 fecha 28 de septiembre de 1922 en portada Milagros Toldos- Cinematografía revista revista popular ilustrada fecha 18 de abril de 1922- Recuerdos de un siglo de Teatro-  

sábado, 30 de abril de 2022

La Casa- Palacio de los Angulo.

 La historia de doña Constanza, la amante del gemelo del Rey.

Fotografía propiedad de JosCar
Fachada de la Casa de los Angulo
Una pared con un simple portón... Eso es lo que podemos encontrar en vez de preciosas fachadas donde lucir sus maravillosos escudos en algunas de las casas palaciegas de Córdoba.
Y os preguntareis por qué, pues sencillamente para honrar a sus antepasados en honor a combatir contra el rey Pedro I de Castilla como ya lo hablamos en este blog y que si quiere recordarlo ( Pinche aquí )
Muchos fueron los nobles cordobeses que tomaron partido por el Trastámara en aquella guerra fratricida, en represaría D. Pedro mandó matar a muchos de ellos y asolar sus casas bajo mandato de que al rehacerlas no podrían colocar sus escudos en sus fachadas señoriales...
Con el paso del tiempo esos señores tomaron ese "castigo" como un honor.
Esto es lo que le pasa a la casa de los Angulo, una fachada pintada de albero, detrás de esa tapia hay un precioso jardín con un gran arriate donde tiene como principal unas bonitas y altas palmeras. 
Lo señalado es lo que podría haber sido la casa en realidad, ahora se divide trasversal al patio
Desde la vista aérea se puede apreciar que la casa era mucho más grande que ahora, la pared divisoria que corta la casa tiene una almenas que tuvieron mejores tiempos y que desde luego no son de la época. 
Me atrevería a decir que el lateral de la calle Hermanos López Diéguez donde hoy hay dos casas también pertenecía a la casa solariega...
Fotografía propiedad MariÁngeles
La cuña que delimita la calleja barrera

También se puede apreciar al final de la casa, una especie de calleja barrera o pequeño adarve, que se ha quedado aislada y que desde el exterior se puede apreciar un tacón en la pared del lateral, ¿Podría ser una la calleja de la puerta falsa de la casa? Pues no lo sabemos, no hay ningún trabajo o al menos yo no he encontrado, que nos hable de esta casa.
Dentro, un gran patio donde existen tres bonitos arcos y encima de ellos se puede apreciar tres grandes balcones; incluso se puede dilucidar una fuente en su galería...
La casa se ve que fue segregada con el paso del tiempo y no se puede apreciar lo que verdaderamente tuvo que ser.

Los Angulo son de origen burgalés exactamente de las antiguas merindades de Castilla Vieja... 
Cuando el conde Fernán Gonzalez, yerno de doña Toda de Pamplona que le salió rebelde el muchacho, se independizó de León y nombró a Castilla condado soberano ¡Vamos un Puigdemont medieval!.
El tal Fernán Gonzalez dividió administrativamente además de sus tierras, las que había conquistado a los moros, a las que denominó Merindades; regidas cada una de ellas por una especie de funcionario público que al que se le llamaba Merino.
Estas Merindades se fueron llenado de caballeros de segunda, que gracias a los privilegios obtenidos por guerrear, terminarían por convertir sus linajes en una nobleza secundaria recibiendo el nombre de hidalgos.
Pero nada mejor que juntar a gente de medio pelo con ínfulas, para empezar con luchas entre familias por el poder local.
Con arreglo de lo dicho en el trabajo de Louis Angulo- desbarata la leyenda de esta linajuda estirpe, ya que contaba que procedían del Infante Ludovico, hijo de Angulo, rey de Escocia, quien recibió por sus hazañas durante la reconquista, un valle en las montañas de Burgos, que desde entonces se llama "de Angulo" pero no deja de ser eso, una leyenda, ya que el nombre del valle constaba en los años 854, por ello es de pensar que el apellido viene del valle y no al revés. 
Fotografía propiedad de MariÁngeles Ortiz

Lo más probable es que la verdad sea que Martín Alfonso de Angulo se estableció en los años 1260 en un lugar despoblado y apartado de Oteo, provincia de Burgos.
Fue padre de dos hijos llamados Lope Alonso y Martin Alonso de Angulo, que fueron los primeros que combatieron contra Fortún Ortiz de Calderón y cuentan que a causa de fueron desterrados a Córdoba, en la segunda mitad del siglo XIII… 
El padre Francisco Ruano en su libro sobre el linaje de los Cabrera, cuenta que estos Angulo procedían de uno de los conquistadores de la ciudad , aunque tal vez era para dar cierto caché a la familia, porque no era verdad.... 
Martín de Angulo y según uno de sus descendiente, pisó nuestra ciudad veinticinco años después de la conquista de Córdoba.

Este Martín de Angulo y Velasco se casó o posiblemente ya vino casado, con la hermana del señor de Andrade, la gallega doña María Freire, con la que tuvo a Alfonso Martinez de Angulo, éste ya era poderoso en la ciudad por servir valerosamente en la frontera bajo las ordenes de los reyes D. Sancho y su hijo D. Fernando, quien casó con Beatriz López de Haro con la que tuvo a Lope de Angulo que enlaza con la casa Aguayo mediante matrimonio con Elvira Díaz de Aguayo, con la que tuvo:
A Alfonso Martínez de Angulo como primogénito, muriendo joven a pesar de dejar tres hijas: Leonor, Elvira y María de Angulo. A Diego López de Angulo, participante de la batalla del Campo de la Verdad de la que ya hablamos en este blog ( Pinche Aquí )  el que sigue la línea y dos hijas: Beatriz de Angulo de la que sabemos que en 1370 vivía, y Constanza de Angulo, que es la que de verdad nos interesa ya que fue la amante del gemelo de Enrique de Trastámara.

D. Fadrique Alfonso, cuarto hijo ilegítimo de Alfonso XI de Castilla era gemelo con Enrique y nació con un señorío ya debajo del brazo, su padre lo nombró señor de Haro, nada más nacer.
A la muerte de su padre quedó como heredero al trono el hijo "legitimo" Pedro I y aunque éste fue un constante cambalache de lealtades, desavenencias, odios y perdones con su hermanastro D. Pedro combatió contra él junto a sus hermanos Enrique, futuro rey de Castilla y junto a D. Tello y D. Sancho a causa de la muerte de su madre doña Leonor de Guzmán que fue ordenada por María de Portugal, madre de "El Cruel".
Más tarde se reconciliaron y fue nombrado emisario real por Pedro I y cuentan las malas lenguas que cuando fue enviado por el Rey para recibir en la frontera a la que fuera la legítima esposa de D. Pedro, doña Blanca de Borbón sobrina del rey de Francia, hubo mucho más que "roneo" entre ambos mientras duró el viaje hasta llegar a la Corte. ¡Y eso que el muchacho tenía que ser célibe al ser Maestre de la Orden de Santiago pero, al igual que su gemelo D. Enrique II, se prendó de una joven dama cordobesa!
Pero, ¿Quién era esa joven?
Patio de la casa
Poco se sabe de esta mujer, solo que fue amante de Fadrique, desgraciadamente las mujeres en la historia han estado desaparecidas, solamente las reinas o las monjas renombradas aparecían en cuatro párrafos y poco más....
Por descontar que no era ninguna "mindundi", su nombre era Constanza de Angulo y Aguayo era bisnieta de D. Martín Sánchez de Angulo e hija de D. Lope Alfonso de Angulo, señor de Alizné  y doña Elvira Díaz Aguayo.
No tenemos certeza de donde se conocieron, el caso es que como mínimo la historia de amor dio como fruto a dos churumbeles aunque otros historiadores dicen que fueron tres, confundiendo a dos damas diferentes que tuvieron rollete con el Fadrique: Una sevillana con la que tuvo un año antes un hijo llamado Alfonso Enríquez y de la que se cree que era judía y la cordobesa de la que estamos hablando:
Según Francisco Ruano doña Constanza de Angulo testó el 16 de Mayo de 1370 ante los escribanos públicos de Córdoba, don Juan Gonzalez y Antón Ruiz:

(...) Por el cual declara ser hija de D. Lope Alfonso de Angulo, vecino de Córdoba de la collación de San Andrés, declara que es hermana legítima de doña Beatriz Alfonso de Angulo a quien nombró como albacea y del comendador Alfonso Martinez de Angulo, a cuyas hijas doña Elvira, Leonor y María Martinez de Angulo dexa legados. Declara que el conde don Pedro es su hijo. Y finalmente manda a su hermana Beatriz mil maravedíes y todo el remanente de sus bienes y suplica al rey D. Enrique II le conceda esa merced que le había hecho en Burgos a 21 de Octubre de 1366 por el cual le concede varías tiendas en esta ciudad en la Alcaicería, Adarbería y Judería y otros sitios...
Con las aceñas situadas debajo del puente que se llaman del Medio, la huerta de la Aduana y todas las demás heredades que gozó en Córdoba doña Leonor de Guzmán madre del Rey.(...)

                                                                                                                
(Fechado 16/05/1370)

Después del 5 de junio de 1370, ya muerta doña Constanza, sus albaceas Alfonso Díaz, beneficiado de San Andrés, fray Gonzalo de Écija, religioso del Real Convento de San Pablo y doña Beatriz de Angulo por escritura otorgada ante Juan García y Guillén Maraller escribanos de Córdoba hicieron una serie de ventas para cumplir el testamento de doña Constanza.
Pero sigamos con la historia:
En 1355 nació un bebé al que llamaron Pedro y al que pusieron de apellido "de Castilla" y al poco más de un año nació una pequeña a la que pusieron Leonor.
El romance no duró mucho, ya que D. Fadrique fue asesinado en 1358 por su hermanastro cuando contaba su primogénito tres años y él apenas había cumplido los veintiséis.
Dicen que fue una cobardía lo que hizo D. Pedro con su hermanastro ya que lo mandó llamar a Sevilla y una vez que estuvo allí ordenó que lo mataran... En un principio logró librarse y que fue a refugiarse al patio del Alcázar pero allí fue alcanzado por el propio Rey que le dio matarile sin compasión.
Fotografía propiedad de Flamenco en el palacio
Otra vista del patio
D. Enrique II nombró a su sobrino Pedro, conde de Trastámara, de Lemos, Sarria y Bollo, Comendero Mayor de Mondoñedo y Lugo y de numerosos monasterios gallegos.
Eso lo convirtió en el señor más poderoso de Galicia comenzando sus tropelías ¡Vamos un perla!

Pero topó con la iglesia, de nombre Juan García Manrique arzobispo de Santiago, que se entrecruzaron pleitos y más pleitos hasta llegar a retirarle la pertiguería mayor de Santiago...
El Conde fue perdiendo poder por lo que para recuperar su posición se acercó de nuevo a la Corte... ¡Digamos que con intenciones poco claras! Dicen que tramaba un magnicidio...
Se unió al rey Juan I de Castilla en su pugna por la corona de Portugal, en el asedio de Coímbra, aunque fue un tránsfuga y se pasó al bando portugués al saber que Juan I había descubierto que pretendía matarlo... ¿Qué hizo el rey? ¡Dejarlo más tieso que la mojama! Le quito todos lo títulos y propiedades. Solo le quedó las propiedades de su esposa doña Isabel de Castro.
Pero por lo que se ve, el Conde no escarmentó porque también quiso hacer la misma maniobra en el bando portugués intentando matar al heredero, el Maestre de Avís que le salió igual de mal y tuvo que autoexiliarse en Francia. 
Con la gran posibilidad de que el Rey castellano lo perdonara, se presentó ante él al enterarse que Portugal e Inglaterra se aliaron contra Castilla, éste se pone a las ordenes de Juan I que le perdonó devolviéndole todos su bienes confiscados, a cambio el conde Pedro participó en la defensa de Lugo... 

Un día de 1390 Juan I de Castilla se mató al caerse del caballo dejando a su heredero con tan solo 11 años con los líos de la regencia que supone la situación
¿Y que hizo don Pedro? Pues como dice el refrán "A rio revuelto ganancia de pescadores" empezó con los tejemanejes hasta llegar a ser Condestable de Castilla lo que le proporcionó poder y sobre todo pasta...
Al cumplir Enrique III los catorce años se hizo cargo del reino y nuestro conde fue desposeído del cargo viéndose solo reducido su poder a Galicia, "aburrido" volvió a extorsionar a la iglesia apoderándose de sus rentas.
Después de tener una vida muy movida le dio tiempo a tener 12 churumbeles... Falleció en el 1400... El arribismo de este conde don Pedro debe de ser genético porque pasado un montón de siglos ¡Mira la que a "liao" uno de su descendiente de la Casa con las mascarillas y las comisiones!
Los Angulo a lo largo de los años, se fueron integrando como hemos visto en muchas ramas, en total en cinco líneas cordobesas, dejando historietas en Córdoba con sucesos interesantes incluidos asesinatos como ya hablamos en el este blog en "La casa de Ana Jacinta" que si no la leyó  (Pinche Aquí) cuentan que a causa de este hecho, los Angulo se quedaron sin descendencia recurriendo a los descendientes de  la rama de Leonor, la pequeña de doña Constanza, que su tío tampoco dejó desamparada, ya que a Leonor Enriquez de Castilla le dio el señorío de Salinas de Añana en 1371 junto con los derechos y rentas propios de la Corona.
Casó con don Diego Gómez Sarmiento, Mariscal de Castilla, Repostero Mayor del Rey, y un largo etcétera de cuya unión proceden los condes de Salinas, los de Ribadeo, los de Salvatierra, los de Gondomar los del Portillo, los marqueses de Montalvo y otras innumerables casas.
Tuvo tres hijas y cuatro hijos: García, Diego, Pedro, Fernán, Constanza, María, Mencía. 
A todos, les dio buen casamiento a todos , incluso a una la "casó con Dios" a la pobre Mencía que fue monja del monasterio de Santa Clara de Medina de Pomar y Fernán que fue clérigo también.
Fotografía propiedad de Wikimedia
Plaza de San Andrés y detrás la fachada de los Angulo
Doña Leonor que ya tenía bastantes títulos, pasó a ser señora consorte de las villas de Añastro, Labastida, Peñacerrada, Lagrán y Marquínez; falleció en 1383 dos años después de su marido que murió en la batalla de  Aljubarrota... 
Leonor Enríquez dispuso en su testamento que fue otorgado el día 6 de junio de 1384: 

(...)  que mi cuerpo sea enterrado en Sant Pablo de Burgos, en el habito de los fraires predicadores, e de mi Padre Santo Domingo, en la capilla maior o en mitad del coro, do mas plugiere a mis testamentarios (...) E mando que fagan una sepultura que sea muy buena, en que esté debuxada mi imagen en el abito de Santo Domingo. E mando mas, un paño de enteuado para que pongan sobre mi dicha sepultura (...)

Hay otra historia de esta casa que la cuenta muy bien nuestro amigo Paco Muñoz en su fantástico blog "Notas Cordobesas" y que también está reflejada en "Casos notables de la ciudad de Córdoba".
Cuenta la historia que después de una pelea en la plaza de San Salvador uno de los integrantes de ésta y que por lo visto había matado al otro, salió corriendo calle abajo perseguido por los aguaciles. 
Aprovechando que la casa de los Angulo estaba abierta, ya que estaban velando al marqués que había muerto esa noche; se coló en el palacete para ver si esquivaba a la justicia...
Como la marquesa se negó a darle entrada al corregidor que tenía más malaleche que cuerpo y cansada de su altanería, en la discusión, la señora lo zarandeó cayendo por el balcón de la casa. 
La podre señora fue condenada a pena de muerte...
Intercedió el duque de Osuna ante el rey para que no la mataran, consiguió que la pobre señora que se marchó a Écija para evitar el escandalo.

Ahora creo que esta casa está con disponibilidad para hacer eventos, celebraciones y espectáculo de flamenco... ¡Qué curioso! Ya en 1602 un Angulo, quiso dedicarse al negocio de la diversión, concretamente don Pedro de Angulo que compró un erial junto a las casas de su mayorazgo para levantar un teatro.
Por lo visto, la casa de las Comedias que se conocía en aquel momento estaba situada al lado del convento de Santa Ana, donde las monjas cansadas de bullicio, obligaron al dueño a cerrarlo con una provisión Real, en la que se prohibía la representación de comedias en casas vecinas a su convento...
El intento de negocio le fue mal a D. Pedro ya que se eligió para casa de Comedias un ruinoso edificio de cárcel vieja para su emplazamiento. ¡Su gozo en un pozo!


   

Fuentes consultadas: 
Casa de Cabrera en Córdoba: Obra genealógica histórica por Francisco Ruano- Origen remoto de los Angulo. El valle de Angulo. Estudio realizado por Louis Angulo, nieto de Jesús Angulo Jovellanos- Diccionario Hispanoamericano de Heráldica, de la familia Casa de Cabrera en Córdoba: obra genealógica histórica por Francisco Ruano, Joannes Ribadas-Ascendencia cordobesa de los Trastámara: Los gemelos Enrique y Fadrique nacieron en el Alcázar de Cabra- Secciones de la Real Academia de Córdoba. Diario de Córdoba 04/02/1972-  Biografía de Don Fadrique, Maestre de la Orden de Santiago (1342-1358) por Govert Westerveld- Casa de las Comedias de Córdoba (1602-1694): contribución a su historia documental por Ángel María García Gómez-

martes, 1 de marzo de 2022

El palacio de los Venegas.

Y la historia del moro Ridwan Bannigash

Fotografía propiedad de JosCar
Una de las dos puertas principales







Ubicado en la plaza de Ramón y Cajal existe un palacio, principal del mayorazgo de los Venegas, fue edificado frente a la desaparecida iglesia de Omnium Sanctoum.
Tiene dos plantas y tres patios, el principal es de planta cuadrada con decoración del barroco de placas, los dos patios restantes son menos monumentales,  caracterizándose por su vegetación. 
El palacio tiene dos plantas separadas con un friso, estando flanqueada con dos torreones gemelos de tres alturas rematados con tejas. 
En la planta baja, hay abiertas nueve ventanas, al igual que en la planta alta, con molduras y dos puertas de acceso. Sobre los balcones de las puertas, los frontones son en forma de media esfera y encima de éstos está el escudo de armas de la familia Venegas. 
Está datado de 1589 realizado por Juan de Ochoa Méndez junto con el maestro Jerónimo Ordoñez ya que existe documentación donde concreta en 1576 la extracción de cuarenta aparejos de mármol para las obras de edificación de la casa de doña Beatriz de Monsalve y Aguilar, viuda de don Egas Venegas, Señor de la villa de Luque.
El arquitecto se obligó a extraer y labrar los referidos cuarenta aparejos en el plazo de nueve meses por la cantidad de 36 ducados.

Pero... ¿Quién era esta familia?
Según Jack Weiner- Los Venegas son de origen portugués y que son de "sangre impura" es decir de origen judío, puede que por ello la falta de información y el "marrulleo" de su ascendente.
Se establecieron en Córdoba al principio de la conquista de la ciudad, ganando derecho de propiedad en tierras, logrando como se puede apreciar en el árbol genealógico en los casamientos de familias nobles castellanas, incluso luchando al lado de diferentes Reyes a lo largo de la historia, por ello recibieron "mercedes" integrándose en ordenes militares...
Fotografía propiedad de JosCar
Uno de los dos patios

Alfonso VI de Castilla nombro a D. Pedro Venegas, tercer señor de esta casa Alcalde Mayor de Córdoba, más tarde Enrique II le concedió a Egas Venegas además de ser Alcaide de los Reales Alcázares, ser Alcalde Mayor de Córdoba con carácter hereditario y la villa de Luque en calidad de Señorío. ¿El por qué?
¡Hoy en día diríamos que el Venegas fue un tránsfuga! El tío cambió de bando como el que se cambia de camisa... 
Debemos recordar que por aquel tiempo había una pugna por el trono entre el rey D. Pedro y D. Enrique de Trastámara, una guerra fratricida que llenó los campos de cadáveres. 
Egas Venegas estaba de parte del rey "oficial" que no era otro que D. Pedro. ¡Raro, porque la mayoría de los nobles de Córdoba estaban en contra de éste! 
Recordemos que durante mucho tiempo Alfonso XI, el padre de ambos, y su amante doña Leonor de Guzmán vivieron su amor aquí, ¡¡En Cordobita la llana!! Por lo que los Trastámara fueron muy bien visto en la ciudad.
Tal vez, viendo D. Egas que la batalla la tenía perdida "El Cruel", cambió de bando cual veleta y a cambio se vio recompensado por D. Enrique II:

"Por conocer a vos Don Egas de Córdova mi vasallo quanta lealtad e fineza en vos hallamos siempre, desde que sodes nuestro vasalllo, y es nuestra merced, por quanto afán e trabajo avistéis e tomasteis por nuestro servicio, e por vos dar galardón de los dichos servicios e por vos honrrar e heredar en los nuestros regnos, e vos dar galardón de ello, e porque seades más honrrado, e valedes más, vos e los que de vuestro linaje descendieran, damos a vos en donación…." 

Además Egas Venegas, militar que apoyó a Enrique II durante la Primera guerra civil castellana, fue galardonado con el señorío de Luque en 1374.
Es por aquel entonces cuando D. Ega de Venegas y doña Beatriz de Tortosa fundan sobre unas casas de su propiedad el convento de Santa María de las Dueñas, ya desaparecido y ubicado exactamente en la plaza de las Dueñas ya que parte de él fue demolido para crear dicha plaza.
¡Por aquellos entonces daba mucho caché hacer conventos!
Los patronatos de la familia se amplia cuando D. Luis Venegas, veinticuatro de Córdoba fundara en 1506 el convento de Regina Coeli. 
Fotografía propiedad de JosCar

Los Venegas fueron entroncando con los primeros linajes cordobeses, como por ejemplo con la casa de los Córdoba, los Cárcamo, los Méndez de Sotomayor...
Pero lleguemos al tercer señor de Luque otro Egas Venegas Fernández de Córdoba, se casó dos veces, la primeras nupcias con doña Mencía de Quesada y Fernández de Cárcamo con la que tuvo tres retoños:
Beatriz de Quesada y Baena a la que casó con Juan de Aldana y fueron padres de uno de los conquistadores de México, Cristóbal de Quesada y Aldana, pero esa es otra historia.
Mencía Venegas de Quesada casada con Gonzalo Mexía ya viuda fue monja profesa del convento de las Dueñas y el pequeño Pedro de Venegas que por vicisitudes de la vida saltó a un romance digno de tener en cuenta y del que hablaremos más adelante.
En segundas nupcias casó con la hija del IV señor del Carpio, doña Urraca Méndez de Sotomayor y Ruiz de Baeza viuda de Fernando Díaz de Cabrera aportando dos hijos al nuevo matrimonio con la que tuvo 6 vástagos: Garci Venegas de Sotomayor casado con Juana de Valdés, Pedro Venegas y Méndez y que fue el heredero IV señor de Luque, Beatriz Venegas Méndez casada con Gonzalo Mexía Carrillo, Gonzalo Venegas Méndez, María Venegas Méndez y Juana Venegas Méndez
Fotografía propiedad de Wikipedia
Castillo de Luque

A d. Egas, su señorío le traía mucho trabajo ya que fue pueblo frontera y es a primero del siglo XV el pequeño Pedro Venegas de su primer matrimonio, fue secuestrado por los moros...
Algunos historiadores cuentan en una de las refriegas que tenían tan a menudo con los nazaríes, otros cuentan que el pequeño que no tenía más de ocho años se encontraba en la laguna del Salobral también llamada del Conde, cuando fue raptado.
No sabemos lo que el padre luchó por recobrar al pequeño si se dio pronto por vencido o si fue el canje como garantía para tener paz por aquellos lares...
El caso es que al niño lo hicieron cautivo y vendido en el mercado de esclavos, a un noble influyente de la corte Nazarí, fue convertido al islam, al que llamaron Ridwah Bannigash, que es la arabización del apellido es hijo de Egas (Inb Egas)... 
En algunos documentos, sobre todo el las crónicas cristianas, aparece como Gilaire "el tornado", y si pones el traductor para comprobarlo es el tornad cuando se traduce en "Iirjae" muy parecido a "gilaire"; en mi modesta opinión tal vez lo apodaban así porque es lo que pedía cuando fue secuestrado "tornad"(volver) a su casa, y no como muchos dicen que significa "el tornado o tornadizo" que no tiene mucha lógica. 
Fotografía propiedad de La Puerta de los patios
Uno de los patios
Al niño por lo visto no le fue nada mal en la corte nazarí, con el paso de los años se casó con Ceti Meriem, nieta por parte materna de Muhammad VI "El Bermejo" y hermana del futuro Yusuf IV... 
¡Sin duda escaló a lo más alto del reino!
De aquel matrimonio, nacieron tres hijos: Dos varones: Abú L-Qásim al que llamaron "El viejo" ya que tuvo un sobrino del mismo nombre, y Mujilis; ambos con grandes puestos a lo largo de su vida, y una hija a la que llamaron Fátima.

Los cronistas del rey Juan II cuentan que Ridwan Bannigas viaja secretamente a Córdoba para pedirle ayuda al rey y así colocar en el trono nazarí a su cuñado Yusuf.
El rey cristiano reemprende la conquista con la ayuda de Bannigas y Yusuf al frente, que acaba jurándole fidelidad y vasallaje en la fronteriza Alcarria Alforra muy cerca del actual Pinos Puente, en el verano de 1431, en diciembre de ese año, Yusuf IV se convierte en sultán y Bannigash uno de sus ministros. ¡Ea, colocao!
Fotografía propiedad de Wikipedia
Fachada del oratorio
Tras la caída de Granada los "Bannigash" se convirtieron al cristianismo para poder conservar todos sus bienes; aportando a su apellido el "Granada" y volviendo al Venegas. 
Este cambio se puede seguir a través de documentación donde aparece la suerte que corrieron todos sus miembros llegando a ser los ascendente del señorío del Campotéjar.

Mientras, en el lado  de los Venegas cordobeses hay una anécdota digna de mención de este mismo señor de Luque al que le secuestraron el hijo... Y es que, su sucesor como IV señor de Luque por ser primogénito fue Garci Venegas que ostentó por muy pocos años el señorío y pronto pasó a su segundo hermano Pedro Venegas... 
Exactamente los motivos por lo que lo perdió o vendió ¡Que también pudo ser! No he logrado saberlo, aunque viendo como se desarrolló la vida de este personaje me imagino que fue por "tarambana"
Por lo visto el Garci Venegas fue el "ojito derecho" de su abuela materna doña Juana Carrillo que lo favoreció ante los demás nietos, creándole un mayorazgo para él solito.
Según M.ª Antonia Carmona en su trabajo "La mentira como arma. Pleito en torno a la propiedad de un mayorazgo. Níchez y Chozas", esta señora vivía en la collación de S. Andrés, y viuda de un tal Garci Méndez de Sotomayor, miembro de la familia de una gran familia cordobesa pero de rama secundaria con pretensiones de usurpación del señorío de El Carpio, pero esa es otra historia... 
El "señorito" Garci Venegas de Sotomayor ya con su nuevo mayorazgo, se casó con Juana Valdés y tuvo siete hijos: Pedro Venegas, Garci Méndez, Juan Carrillo Venegas, Juana, Urraca, doña Mayor que se casó con Alfonso Fernández de Córdoba, señor de Zuheros y la pequeña Mencía. 
De los varones, los dos mayores, Pedro Venegas y García Méndez eran mudos, me imagino que sería sordo y por ellos mudos...
En 1480 y alegando que eran "incapaces" decidió presentar ante el alcalde ordinario de Córdoba, Clavijo, la solicitud de merced de los Reyes para el traspaso del mayorazgo a su tercer hijo, Juan Carrillo Venegas, ante la presencia de testigos.
La muerte de García Venegas, si no antes, provocó el enfrentamiento entre sus hijos, Pedro Venegas primogénito y Juan Carrillo Venegas por el mayorazgo, al reclamarlo Pedro Venegas quien se quejó de que su padre y su hermano le habían privado de él y además lo habían vendido -sigue Mª Antonia Carmona- Al parecer en 1512 se dio una sentencia favorable a Pedro Venegas, aunque ésta no debió hacerse firme porque, según declaración de los frailes del convento de San Pablo de Córdoba porque a la muerte de Pedro Venegas "El mudo" en 1517, llevaron sus restos allí para enterrarlo en la capilla que tenía la familia, pero que no lo quisieron enterrar porque no poseía el mayorazgo, por lo que se había enterrado en el monasterio de las Dueñas de Córdoba fundado por su familia.
Tras el fallecimiento de sus hermanos, Pedro Venegas y Garci Méndez sin descendencia, Juan Carrillo Venegas pudo disponer libremente de todos los bienes de su mayorazgo...
Los Venegas tomaron parte en diferentes acciones de armas en Andalucía, desde la toma de Antequera a la de Granada, y otras posteriores durante los reinados de Carlos V, Felipe II y Felipe IV, que en 1624  le concede el título de Conde de Luque a Egas Salvador Venegas de Córdoba, IX Señor de Luque, alférez mayor perpetuo de Granada y caballero de Santiago, Veinticuatro de Granada y de Córdoba.
Se une a la Casa Luque el marquesado de Valenzuela mediante el matrimonio de Carlos Venegas, hijo del II conde de Luque, con Ana Fernández de Córdoba, primogénita y heredera del marqués.
Su nieta, Josefa Antonia Venegas, hereda además el título de Valenzuela, el Condado de Luque,(V Condesa de Luque) que al casarse con Cristóbal Fernández de Córdoba se integra en la casa de Luque los títulos de Marqués de Algarinejo, y Marqués de Cardeñosa. 

Pero volvamos al palacio:

Como dijimos con anterioridad el palacio se construyó en 1589 el arquitecto de este palacio, Juan de Ochoa que también había participado en la construcción de la Catedral. 
Cuentan que el mismo año que se terminó la fachada hubo un gran vendaval que arrancó los azulejos que adornaban los chapiteles de la fachada. 
A finales del XVII, Luis Venegas de Henestrosa, dueño del palacio, vende la casa a Don Luis Antonio Belluga y Moneada, canónigo lectoral de la Santa Iglesia de Córdoba, obispo de Cartagena y cardenal de la Santa Práxedes. 
Fotografía propiedad de DECERCA
Obreros rehabilitando el oratorio
Fundó en Córdoba el oratorio de San Felipe Neri, donde vivió junto con algunos eclesiásticos, contando con el apoyo del Cardenal Salazar. 
En 1696 bendijo su iglesia bajo la advocación de los Dolores. La vinculación de Francisco Hurtado Izquierdo con este proyecto había sido confirmado por Aranda Doncel.
Por lo visto Don Luis Venegas tuvo una buena relación con Hurtado Izquierdo, llegando a ser  el padrino en el bautizo de la hija mayor del arquitecto el 13 de noviembre de 1699 en la parroquia de San Juan de los Caballeros, ceremonia que fue oficiada por el superior de los filipenses, Fernando de Zafra León y siendo testigo otro padre oratoriano, José Antonio de Perales.

En el año 1836, la desamortización hizo que el templo dejara de tener función religiosa, por lo que a partir de entonces se usó como cuartel y, más adelante, albergó el Gobierno Militar, llevándose las imágenes y objetos de la Iglesia al Convento de la Trinidad. 
El palacio no ha dejado de estar relacionado con la institución militar, habiendo sido reformado en numerosas ocasiones. 
En julio de 2009, terminó de ser restaurado de nuevo para acoger un salón de actos y de uso cultural. 
En la actualidad, el llamado Palacio de los Venegas de Henestrosa forma parte de la Subdelegación de Defensa en la ciudad de Córdoba, siendo sede del Gobierno Militar. 



Fuentes Consultadas: 
Fotografías propiedad de JosCar
Luque en la Edad Media por Jose Luis del Pino García *Universidad de Córdoba - Hernán Pérez del Pulgar. Doña Isabel de Solís 1844 Obras completas, Volumen 3 escrito por Francisco de Paula Martinez de la Rosa-El protagonismo de Alonso de Granada Venegas en la empresa africana de Cisneros por Hamza Zekri *Universidad de Picardee Jules Verne *Universidad de Bielsko Biala- La familia en Andalucía en la Edad Moderna atribuida a Fernando del Pulgar- Nuevos mitos de la frontera: Mohammad X "El Cojo" , Al-Amin y Ridwan Bannigas entre historiografía e Historia, entre la realidad y leyenda por Roser Salicrú  Institución Mila y Fontanals CSIC - Barcelona- Tratado del origen de los Reyes de Granada: edición y estudio por Patricia García Sánchez-Migallón-La mentira como arma. Pleito en torno a la propiedad de un mayorazgo. Níchez y Chozas por M.ª Antonia Carmona- 

lunes, 21 de febrero de 2022

La Calleja del horno de Guiral.



Pasear por la calle Cabezas es rememorar otros tiempos... Tus pisadas, al resonar con la piedra del suelo, hace evocar otra época donde se guardaban como tesoros, no ya la intimidad de sus casas, sino las leyendas...
En esta misma calle, existen desde tiempos inmemoriales dos callejuelas sin salida... Reminiscencias de la época musulmana y que aunque mantienen sus nombre en un pequeño azulejo, tienen la numeración de la calle Cabezas.
Una, que llaman doña Muña y de la que hablaremos en otro momento, la otra de la que hoy vamos a hablar: La Calleja del horno de Guiral... 
Observando las callejas, una frente a la otra, creo que los azulejos están cambiados ya que la calleja doña Muña, señora que perteneció a la familia de los marqueses del Carpio y que por lógica debería ser la que linda con el palacio, es la que aparece como calleja del horno de los Guiral.
Calleja de los Guiral aunque
aparezca el azulejo de doña Muña
Según D. Miguel Muñoz Vázquez en su trabajo de Boletín Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de 1961 habla de la calleja barrera que delimita con la casa palacio de los marqueses del Carpio y que fue conocida por el nombre de de Fernán Cano a principios del siglo XIV según testamento de que se otorgó en la ciudad en 1327  doña María Teresa Ximénez de Góngora, esposa del adelantado D. Alfonso Fernández de Córdoba por el que manda a su capilla de San Bartolomé en la Mezquita Catedral "unas casas que son de la collación de Santa María en la barrera de Fernán Cano en la calle de las Cabezas" así que queda confirmado que las calle barreras de la calle cabezas existían desde el siglo XIII.

El nombre de la calleja de la que queremos hablar y según Muñoz Vázquez se llamó en un principio "Barrera del corral de Santa María" y al de la "Obispalía" lugares donde se levantaba en otros tiempos las tiendas de la alcaicería de los Bataneros, ya que era por donde se salía desde allí a la calle Cabezas, como así consta por escritura en la que arrienda el Cabildo a:

"Juan Ruyz, mercader fijo de Alfonso Ruyz e María Díaz su muger unas casas de la collación de Santa María que vacaron por muerte de Sancho Martinez que linda con el dicho coral e casas de Pedro Ruyz cirujano e la calle mayor"

Poco años después hacía 1443 tomó el nombre de barrera de Gonzalez de Guiral por la familia que moró en esa calle como dice el escrito que nos deja el Deán y cabildo de Santa María por el que arrienda el 22 de agosto de 1443:

"Unas casas de la barrera de Gonzalez a Pedro Gonzalez, cambiador, hijo de Juan Gonzalez e Isabel Gonzalez y que lindan con Juan Fernández curtidor y otra con Diego Fernández jubetero"

Estas casas son las que según un escrito dejó al Cabildo Diego Fernández, Canónigo, en 1422, sitas en la calle de las Cabezas en la Barrera de González "que lindan con otras que también le dejó en la calle principal al referido Cabildo el Chantre Antón Ruiz Morales", cuyas casas las tuvieron en arrendamiento, en 1514, Juan de Córdoba Pardo, hijo de Gonzalo de Córdoba y corresponden hoy a las señaladas con el núm. 14 de la referida calle.
Posiblemente ese apellido proviene  nombre proviene de un clan familiar "González" de los que al subir en la escala social aparece un nuevo apellido, "Guiral",  para dar más caché a la familia...
Puerta de la casa
Ya sucedió con otros conversos y que vivieron en la mal llamada casa de los Cueto y de la que ya hablamos en este blog ( Pinche Aquí)  presentes durante varios siglos en Córdoba y donde tenían sus casas principales al fondo de esta misma calleja... 
¿Qué por qué el nombre? Pues probablemente existiría allí un horno de su propiedad, en aquellos tiempos los hornos se alquilaban por horas para que muchas familias que no disponían de ellos pudieran cocer su pan para la semana.
Nos nos debe sorprender que la procedencia de esta familia sea judía-conversa lo que le impidió en un principio llegar a los más granado de la nobleza a pesar de su alto nivel económico.
Si tiramos de árbol genealógico que aparece en el trabajo del académico e historiador Don J. Aranda Doncel, viene de familia de Jurados que era lo más alto que podía llegar una familia de "cristianos nuevos" a pesar de haber pasado cinco o seis generaciones.
En aquella situación lo que se pretendía era enlazar ¡costara lo que costara! con la nobleza sobre todo con esa que poseía muchos títulos y muy poco cash...
El factor dinero permitía costear los largos procesos de las pruebas de limpieza de sangre, los de hidalguía, comprar algún que otro oficio, tierras y hasta señoríos, otra forma era intentar el acceso a ordenes militares o empleos cortesanos para así lograr por méritos algún que otro título nobiliario.

El primer González Guiral del que tenemos conocimiento en Córdoba es Don Gaspar Gonzalez Guiral y Salazar que aparece empadronado como hijodalgo en el Ayuntamiento de Córdoba probando su genealogía el 6 de mayo de 1623 y que funda mayorazgo en 1672 especificando que los herederos deberían de tener la aprobación de sus padres para sus matrimonios ya que dice:
"Por los casamientos que se suelen hazer sin deliberación y acuerdo, biene a rresultar disminuirse el crédito y calidad de las familias ..."
En el archivo municipal aparece un pleito de probanza de sangre a D. Martin González de Guiral, dicen los entendidos que fue el expediente más largo, pretendiente a caballero Veinticuatro de la ciudad.
En 1690 aparece un Martin Antonio González de Guiral como mediador en un problema que hubo entre el Corregidor de la ciudad y la casa de Comedias de la ciudad sobre unos asientos que el corregidor quería designar para personalidades.
A partir de mediados el siglo XVIII parte de la familia se dispersa por toda España sobre todo en Cantabria, donde uno de ellos emigró a Cuba enriqueciéndose con la industria del tabaco; su descendencia vuelve a España.



Fuentes consultadas:
Los caballeros veinticuatro de Córdoba a finales del siglo XVII. Riqueza, función y linaje de una élite de poder por María Isabel Castillejo Cuenca-Ocio y vida cotidiana en el mundo hispánico en la Edad Moderna por Francisco Núñez Roldán- Actividad teatral en Córdoba y arrendamientos de la Casa de las Comedias por Ángel María García Gómez- El recinto amurallado de la Córdoba bajomedieval José Manuel Escobar Camacho-Ocio y vida cotidiana en el mundo hispánico en la Edad Moderna por Francisco Núñez Roldán- Los estatutos municipales de limpieza de sangre en la Castilla moderna. Una revisión crítica por Enrique Soria Mesa-Boletín de la Real Academia de Córdoba, de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes Año 1961-