En tres tiempos se divide la vida: En presente, pasado y futuro; de éstos el presente es brevísimo, el futuro dudoso y el pasado cierto... (Lucio Anneo Séneca)

jueves, 26 de noviembre de 2015

Rafaela Ruiz Lubián, musa de Julio Romero de Torres


A Rafalita Ruiz Lubián empezó a pintarla Julio Romero de Torres con apenas doce años.
Su cara angelical y sus grandes ojos aparece en el cuadro de "La Serranilla" cuadro que regaló al ministro Natalio Rivas muy amigo del pintor y compañero de tertulias en Madrid. Este cuadro hoy en día pertenece a la Fundación PRASA

La Serranilla

Más tarde posaría para el cuadro que "Carmen" que compraría el torrero Juan Belmonte por la exorbitante cantidad de mil duros de aquella época.

Carmen  realizado 1914-1915
Óleo y temple sobre lienzo 70 x 92 cm
Colección PRASA Córdoba

También fue modelo de la obra "La dos sendas" que obtuvo en la Exposición Nacional de Múnich de 1913 la primera medalla del certamen.


Las dos sendas realizado entre 1911- 1912
Óleo y temple sobre lienzo 170 x 140 cm
Colección PRASA Córdoba
En este lienzo aparecen algunas de las modelos preferidas del pintor....
Rafaelita, en su papel más habitual, el de monja excepcionalmente joven, bella y sensual.
Carmen Casena, mostrando las joyas como celestina, y la figura central de Adela Moyano, desnuda, tendida en un diván, pero en actitud de incorporarse para ofrecer mejor su cuerpo al espectador.
Su piel está arropada por los delicados encajes y bordados de la mantilla. Tras ellas, enmarcadas entre una clásica arquería, dos escenas, la vida conventual y mística de oración, y la fiesta y el cortejo, lugar donde se ha autorretratado participando de la escena más lúdica, el propio Julio Romero.
La intromisión del pintor como personaje en algunos de sus cuadros es frecuente, convertido en un tipo vestido con capa española y sombrero cordobés, deja en ellos retazos de su visión del mundo.

Más tarde aparece en el cuadro Marta y María

Marta y María
Óleo sobre lienzo 111 x 84 cm
Colección Privada

Aquí aparece como María. Julio Romero lleva al lienzo el pasaje evangélico bajo una personal visión
El descanso de Jesús y sus discípulos en casa de los hermanos Lázaro, Marta y María, en el camino de Jericó a Betania, lo interpreta el artista en una hermosa representación en la que retrata a dos de sus modelos preferidas; el papel de la diligente Marta, lo representa Amalia Fernández Heredia, "Amalia la gitana" como se le llamaba popularmente a esta "bailadora" en los tablados de la época en Córdoba.Para la pasiva María, tomó la dulce imagen de Rafaela Ruiz Lubian, a la que dos años antes había retratado en el lienzo "Carmen" que formó parte del conjunto de obras presentadas a la Exposición Nacional de 1915, siendo más tarde adquirido por el torero Juan Belmonte.
Como fondo de la composición, un paisaje donde serpea un arroyo y una humilde casa con un ciprés y dos naranjos sirve como escenario a las dos figuras principales.
En octubre de éste año hemos tenido la suerte de verlo ya que ha salido a subasta con u precio de salida de 200.000 euros. 


Fuente: 
Wikipedía- El flamenco en el arte de Julio Romero de Torres de Mercedes Valverde Candil. Catalogo oficial del Museo Julio Romero de Torres- El Flamenco y Julio Romero de Torres, una pasión