En tres tiempos se divide la vida: En presente, pasado y futuro; de éstos el presente es brevísimo, el futuro dudoso y el pasado cierto... (Lucio Anneo Séneca)

jueves, 12 de abril de 2018

Lucano, el sobrino de Séneca







"Los hombres temen a los mismos Dioses que han inventado"

(Lucano)




La tradición cuenta que las abejas de la Bética volaban a su cuna a recoger la miel que destilaban sus labios entreabiertos...

Lucano nació cuando Corduba era colonia Patricia Romana, en el seno de una familia brillante, un tres de noviembre del  39 d. C. 
Su padre fue Marco Anneo Mela que era hermano del filósofo Séneca y su madre la cordobesa Acilia, de una de la más ilustres familias: Los Acilios. 
Era un niño de casi ocho años cuando sus padres llegaron a Roma creciendo en la ciudad más poderosa del mundo.
Con la desgracia de su tío Séneca desterrado por orden del emperador Claudio, fueron sus maestros Cornuto, estoico; Remnio Palemón, gramático; y Virgilio Flacco los cuales le enseñaron el artes de la elocuencia en los principios de la moral estoica, alimento de todas las almas generosas en Roma.
Cuando Séneca volvió del destierro de Córcega, Lucano tenía diez años,  desde entonces Séneca fue su verdadero maestro y modelo de vida, vivirían juntos en Roma otros quince años más, hasta la muerte de ambos...
Cuando Nerón subió al poder le llamó siguiendo las indicaciones de su maestro Séneca, para que se incorporara a su corte de poetas y artistas que se había rodeado el Emperador y a los veinte años ya era un poeta mimado por la diosa fortuna en la fastuosa Corte Imperial.

Su consagración como poeta fue con su obra "La Farsalia" donde nos relata la guerra civil entre Cesar y Pompeyo...
Cuentan una anécdota que dice que Lucano le leyó una parte de su obra a su tío Séneca, esperando su aprobación éste le dijo:
- O cuan lejos estas de llegar al culice de Virgilio!! (El culice, es una obra pequeña de Virgilio le hizo a un mosquito) 
Lastimado Lucano del juicio de su tío, trabajó en enmendar todo aquello deseoso de darle perfección y cuando le pareció que la tenía, de nuevo se la leyó a Séneca preguntándole:
- ¿Ahora que tan de lejos está el mosquito de Virgilio?
Séneca le respondió:- Es extraña la distancia
Es ahí donde comprendió que su forma de escribir sería la de no parecerse a Virgilio.

Según nos cuenta Ambrosio de Morales, el genio poético de Lucano, tropezó con los celos de un enloquecido Nerón que salió despechado de un certamen de poesía, cuando Neron iba a leer una poesía en el teatro, Lucano se le anticipó y recitó la suya siendo muy aplaudido. 
Cuentan que tanto coraje le dio al Emperador que prohibió a Lucano que volviese a leer en público sus versos. 
Sin embargo, Lucano desafía la prohibición y publica poemas contra un emperador a quien ahora todos temen y que se ha convertido en una caricatura de sí mismo.
Lucano es acusado en la conjuración de Pisón, junto con su tío Séneca. 
Es llevado a la cárcel donde fue torturado durante largos meses, con tales torturas que llegó incluso a denunciar a su propia madre.
A pesar de todo es condenado a muerte y él decide poner fin a su vida cortándose las venas como antes lo habían hecho sus tíos.


Estudio para la muerte de Lucano
 de José Garnelo y Alda 
Sobre el cadáver del malogrado poeta,  inanimado y frío se inclinaba llorosa una mujer que había recogido el último suspiro de los labios del poeta para guardarlo en su amante pecho. 
Esta mujer era Pola Argentaria esposa de Lucano.

La muerte de Lucano aparece en los anales de la historia:


"Mientras fluía su sangre, al darse cuenta que sus pies y sus manos se iban enfriando y de que la vida se escapaba poco a poco de sus extremidades, con el corazón aún caliente y en posesión de sus facultades, recordó un pasaje poético por él compuesto, en el que había descrito el final de un soldado herido, con imágenes evocadoras de una muerte similar. Extendió ambas manos con tranquilidad para que le abriesen las venas. Y su sangre joven corrió pura, llevándose tras si la vida; y el poeta, nublados ya los ojos, falto de aliento, espiró recitando unos versos de la Farsalia "


A pesar de morir en plana juventud pues apenas tenía veintiséis años, Lucano dejó una importante obra que su esposa se encargó de guardar y publicar.

La Farsalia es la única obra que ha sobrevivido hasta nuestros días, es un poema inacabado de diez cantos sobre la guerra entre Pompeyo y Cesar.
La obra en el manuscrito recibe el título de "Bellum Civile" es decir, guerra civil.Un acontecimiento que había tenido lugar hacía más de medio siglo de su nacimiento.

Córdoba decidió dedicarle un busto a lucano que en un principio fue colocado en los jardines de agricultura o al menos es lo que dice en el recorte de éste articulo Diario de Córdoba fechado el 09/03/1960, más tarde alrededor de 1965 fue emplazado en la plaza donde está ubicado el Museo Arqueológico, plaza de Jerónimo Paez.


Fuentes Consultadas:
 Crónicas general de España por Ambrosio de Morales-Marco Anneo Lucano un cordobés Universal de A. Losada Campos de la Real Academia de Córdoba Diario de Córdoba 20/05/1966- Otra historia d Córdoba de  G. Roger- Marco Anneo Lucano Diario de Córdoba 06/06/1951- Marco Anneo Lucano 14/01/1954- Lucano y sus contemporaneos por Ricardo Molina Diario de Córdoba 04/01/1959- Lucano de Castresana de R. M Diario de Córdoba 02/05/1962- Marco Anneo Lucano, un cordobés universal Por ANTONIO LOSADA CAMPOS De la Real Academia de Córdoba- Marco Anneo lucano portal clásico de L. Manuel López-  Foto recogida de internet

jueves, 5 de abril de 2018

Escalante, la promesa del siglo de Oro


A  pesar de que en Córdoba hubo una escuela pictórica de gran actividad en el siglo XVII muchos de los pintores cordobeses fueron los que salieron de esta ciudad para descubrir nuevos horizontes, entre ellos Escalante.

Juan Antonio de Frias y Escalante que es como realmente se llamaba este pintor cordobés nació a finales de 1633, como dice su partida de bautismo:

"En Córdoba a dieciséis días del mes de noviembre 1633 yo el licenciado Diego Romero cura de esta iglesia de san Miguel bauticé en ella a Juan Antonio, hijo de Alonso de Fonseca y de doña Francisca de Escalante su mujer, fue su compadre Juan Gomez de Salazar, tesorero de Córdoba siendo los testigos Alonso Nuñez y Alonso galisteo y de ello doy fe y lo firmé."
       (Está conservada esta partida a folio doce vuelto, del libro 4 de bautismos.)

D. Antonio Palomino en su libro,  nos cuenta sobre él que se marchó a Madrid siendo un jovenzuelo en compañía de su madre.
La pobre mujer se había quedado viuda y nos suponemos que la mujer se marchó en busca de algún familiar o para buscar trabajo y así poder sacar a su hijo adelante. 
Es allí donde se hace discípulo de d. Francisco Rizi de Guevara, que gozaba por aquel entonces de buena reputación, se encontraba asentado en El Escorial y es donde completó su formación asimilando aspectos técnicos de la pintura veneciana y flamenca, pero sobre todo influido por artistas como Tintoreto, Tiziano, Rubens, etc...
De su producción temprana de éste pintor cordobés puede destacarse "Santa Catalina de Alejandría" fechada aproximadamente en 1660 y que se encuentra en la iglesia de las Maravillas de Madrid. 

Santa Catalina de Alejandría
Óleo sobre lienzo 190 x 120 cm
Iglesia de los Santos Justo y Pastor
Madrid
 (En depósito en la Catedral de la Almudena)

Representa a Santa Catalina ataviada de ricos ropajes y portando los elementos alusivos a su martirio dirigiendo la atención de la Santa hacia el emperador Magencio que yace a sus pies.
Esta obra- según Natalia Delgado Martinez- se identificó como de autoria de Escalante gracias a Palomino que decía encontrarse en uno de los pilares de la desaparecida iglesia de San Miguel delos Octoes de Madrid.
El templo situado en la plaza Mayor fue pasto de las llamas en 1790 y las obras que pudieron salvarse, entre ellas ésta, se llevaron a la parroquia de San Justo.
scalante supo explotar con exquisito gusto los tonos claros en las inmaculadas. Se cree que fue su primera Inmaculada Concepción que pintó se encuentra en Hungría y está firmada y fechada.

Inmaculada Concepción (1663)
Oleo sobre lienzo 206 x 173 cm
Museo de Budapest- Hungria
La composición del cuadro se puede partir por medio de una línea que saliendo del Padre Todopoderoso, pasa por el rostro de la Virgen y llega hasta el gran espejo, desde donde  saldría otra línea siguiendo la disposición de los querubines hasta el ángulo inferior derecho. De esta manera se forma un triángulo, con vértice en el espejo y abierto hacia la derecha del cuadro. 
Escalante utiliza unos tonos  claros formando un círculo de luz y ocupando este tondo luminoso se enmarca la figura de la Inmaculada. 
El círculo y la luz, nos hace referencia a lo celestial y eterno como sería la ubicación de la Virgen en el Cielo.


Inmaculada Concepción (1666)
Óleo sobre lienzo
Monasterio de Santa María Magdalena
Alzuza- Navarra
Los dos cuadros, el de la Inmaculada de Budapest  como el de Navarra contienen los mismos elementos en su composición.
Sobre el de Navarra se sabe que a mediados del XVIII pertenecía al canónigo arcediano en la Catedral de Calahorra, D. Juan Miguel Mortela. 
Este canónigo, entre otras muchas obras donó a sus parientes los Sres. de Antillón un palacio en Lumbier y fue en este palacio donde pasaron las benedictinas los años 1837 a 1840, con motivo de la Desamortización de Mendizábal, cuando las monjas volvieron al monasterio recibieron de las hijas de Benito Antillón el  precioso cuadro como donación.

Inmaculada Concepción  (1667)
Óleo sobre lienzo 210 x 175 cm
Museo de Bellas Artes de Córdoba
Éste cuadro fue adquirido por el Museo de Bellas Artes cordobés en el 2007 por 150.000 euros.


Inmaculada Concepción
Colegio de San José
Villafranca de los barros



Inmaculada Concepción
Óleo sobre lienzo  85,5 x 62 cm
Colección- privada  Condes del Valle





















Triunfo de la fe sobre los sentidos (1667)
Óleo sobre lienzo 113 x 152 cm
Museo del Prado- Madrid
Procedente de la Merced Calzada ingresó tras la desamortización de Mendizábal  en el Museo de la Trinidad en 1835. La utilización de colores vivos y alegres a alejan de obras anteriores de colores menos luminosos.


La sagrada Familia
Óleo sobre Lienzo 54,5 x 45.5cm
Museo del Prado - Madrid
El cuadro de la Sagrada familia ha tenido la desgracia de estar casi siempre en el almacén del Museo. La virgen tiene semejanza con la Anunciación de Nueva York lo que nos hace pensar que el pintor se valió de la misma modelo.


Cristo yaciente (1663)
Óleo sobre lienzo 84 x 162 cm
Museo del Prado Madrid
Figura de cuerpo entero sobre un sudario y fue adquirido por el Museo del Prado a Eladia Cañibano en el 1910. Hasta su paisano Palomino llegó a decir de éste cuadro como alabanza hacía el artista que "parecía un Tiziano" sin duda por la ligereza de pinceladas casi transparente del pintor, con una autentica lección de un cuerpo desnudo pleno de contención y equilibrio.


Ecce homo
Óleo sobre lienzo 105 x 82 cm
Museo del Prado
Madrid
Donado al Museo del Prado por el anticuario vasco Florencio Milicua. El cuadro representa a un Cristo de semiperfil, asomado a una balaustrada y acompañado por un soldado romano. Juega con un fondo blanco a modo de cortinaje para resaltar las figuras.



Cristo Muerto entre ángeles (1660/1669)
Óleo sobre lienzo 210 x 170 cm
Museo de Bellas Artes de Valencia
Esta obra fue adquirida por el Museo Valencia en 1997 creyendo que era de Van Dyck aunque luego fue autenticado como obra de Juan Antonio Frías de Escalante.
De colorido cálido ha sido fechado sobre el mismo tiempo que el Cristo Yaciente.



La Caridad
Óleo sobre lienzo 123 x 164 cm
Museo Lazaro Galdiano

Cuadro de la alegoría de la caridad. La mujer sentada junto a una gran columna aparece rodeada por niños, donde uno de ellos es amamantado mientras que otro le está pidiendo y otro se muestra jugando.


Andrómeda
Óleo sobre lienzo 78 x 64 cm
Museo del Prado Madrid

Este cuadro procedía de la colección Real de Felipe V, en él aparece la joven princesa Andrómeda encadenada en un peñasco en la parte izquierda del cuadro quedando toda la parte derecha del lienzo con un paisaje marítimo del que surge el monstruo que amenaza a la heroína para expiar un crimen de su madre.


El niño Jesús y San Juan  (1668)
Óleo sobre lienzo 46 x 122 cm
Museo del Prado Madrid
Procedencia de la colección Real es un lienzo de carácter evangélico que recoge las características primordiales del barroco español. Aparece en la escena el niño Jesús con San Juan jugando con un cordero.



San José con el niño Jesús
Óleo sobre lienzo 83 x 65 cm
St. Peterburgo Rusia
La Anunciación (1665)
Óleo sobre lienzo
Museo de la Hispani Society de Nueva York

La comunidad mercedaria encargó a Escalante dieciocho cuadros con escenas del Antiguo Testamento que anunciaran la eucaristía. El pintor cordobés llevó a cabo la ambiciosa encomienda. 
 Tras la desamortización de Mendizábal los dieciocho cuadros ingresaron en el Museo Nacional de la Trinidad, pero al deshacerse éste en 1873 la serie de cuadros originales se dispersó en diferentes destinos, en concepto de depósito del Museo del Prado.

El prudente Abigail (1667)
Óleo sobre lienzo 113 x 152 cm
Museo del Prado Madrid
Ajimelec entrega el pan  y  espada a David
Óleo sobre lienzo 114 x 143 cm
Museo de Balaguer como deposito del Madrid















Moisés saca agua de la roca
Óleo sobre lienzo 114 x 153 cm
Museo del Prado
Soldados aterrados ante el milagroso pan
Óleo sobre lienzo 114 x 142 cm




La Pascua de los israelitas
Óleo sobre lienzo 113 x 142 cm
Museo del Prado
El cuadro de los israelitas celebrando la pascua se encuentra en depósito en el Museo de Villanueva de Geltrú en Cataluña.
En total son veinticuatro los lienzos de Escalante que pertenecen al Museo del Prado, la mayoría procedentes de conventos madrileños, otras de la colección Real.

Abraham y los tres ángeles 1667/1668
Oleo sobre lienzo 109 x 145 cm
Museo del Prado Madrid
Las figuras forman una composición de diagonales cruzadas y actitudes inestables. En la escena aparece Abraham arrodillado y representa el momento en que Manbué le anuncia que su esposa va a tener un hijo ( Génesis 18/1/23). 
Es una obra de cuidada ejecución, en la que destaca los detalles naturistas como el pan o las calidades de ese mantel de lino.
Este cuadro tiene una aventura digna de ser mencionada ya que desapareció cuando el incendio del Palacio de las Salesas,Tribunal de Justicia allá por el 1915.
Donde el Palacio fue destruido casi en su totalidad desapareciendo mucha documentación, muebles y cuadros, entre ellos este Escalante que creían que había ardido junto con lo demás.
¡Pero no fue así! El cuadro apareció a los ochenta años en 1994, en una sala de subastas en Madrid de donde la policía lo recuperó.
El director de la Sala dijo que procedía de un cliente privado madrileño, por lo consiguiente podemos suponer que en el embrollo del incendio hubo gente que rapiñó todo lo que pudo y que fueron más tarde vendieron al mejor postor.

La conversión de San Pablo
óleo sobre lienzo 99 x 142 cm
Colección marqués de Cerralbo
Son una importante muestra de su refinado sentido cromático que aquí se consigue a base de una delicada gama de rosas, ocres, azules,malvas y grises. Todo el conjunto actitudes, escenario arquitectónico y elegancia de las telas, es de clara inspiración veneciana.

San Pedro Nolasco llevado por los ángeles
Óleo sobre lienzo 108,8 x 82,9 cm
Sala de Subastas de Sotheby´s

Según Natalia Delgado Martinez le atribuye 75 obras conservadas y una 60 desaparecidas. como se puede comprobar fue un pintor muy prolífico ya que murió prematuramente a los 37 años de edad por una enfermedad del pecho, lo que ahora se llama tuberculosis. Lo que si está claro es que D. Juan Antonio Frías de Escalante forma parte sin duda de la figuras malogradas que florecieron en el barroco español.





Fuentes consultadas: 

Las vidas de los pintores y estatuarios eminentes Españoles de D.Antonio Palomino de Castro y Velasco (pag 107) - Juan Antonia de Frias y Escalante de Natalia Delgado Martinez FUNDACIÓN UNIVERSITARIA ESPAÑOLA SEMINARIO DE ARTE “MARQUÉS DE LOZOYA” - Breve historia de la pintura española, Volumen 2,por Enrique Lafuente Ferrari- Juan Antonio Escalante en el Museo del Prado por Manuel Marin Campos Diario de Córdoba 25/09/1965- En el centenario del pintor Escalante Diario de Córdoba 10/03/1970- Museo de Bellas Artes de Córdoba- Fundación amigos del Museo del Prado