En tres tiempos se divide la vida: En presente, pasado y futuro; de éstos el presente es brevísimo, el futuro dudoso y el pasado cierto... (Lucio Anneo Séneca)

martes, 31 de octubre de 2017

Simbología Masónica en cuadros de Julio Romero de Torres

¿Julio Romero de Torres era masón? 
Hay pruebas que avalan esta posibilidad; Su padre era masón de la logia Patricia de la Caridad y daba clases gratuitas a los obreros, según doña Mercedes Valverde directora del Museo de Julio Romero de Torres y no es descabellado que él lo fuera o se moviera por aquellos círculos.
Tanto él como su familia era liberal, de ideales republicanos y entre sus amigos hubo bastantes masones como los Pellicer, sus cuñados.

A estas alturas, nadie duda de que la obra del pintor cordobés D. Julio Romero es la que destaca con más personalidad y originalidad dentro del ambiente de la pintura simbolista española de primeros del siglo XX, un maestro en el misterio que oculta en lo obvio y lo evidente, haciendo de su obra, una mirada amable al primer golpe de vista donde incluso, se le pudiera acusar de una pintura folclorista, pero  que si la mirada es mucho más profunda es una obra cargada de simbolismo y mensajes subliminales.
Romero de Torres juega en su obra con la ambigüedad, con la apariencia, con lo que se ve y no es... Tanto social con mujeres "humildes" que aparecen en algunos cuadros adornadas con joyas y telas preciosas; como sexual con personajes andróginos como la cabeza de San Juan Bautista en el cuadro titulado "Salomé"donde aparece la cabeza de San Juan Bautista como una mujer y esos lejos, como le llamaba el pintor, que son dignos de hacer otra entrada en el blog para hablar de ellos.

Este cuadro titulado Carmen de Córdoba es uno de los pocos cuadros en que no se ha identificado a la modelo, fue subastado en en la sala del retiro en Madrid en el 2007. 
Por lo visto llevaba muchos años en hispanoamerica donde había estado en diferentes manos
En el momento de la subasta hubo dos personas interesadas en el cuadro, uno vía telefónica y el otro en la sala; al final ganó el que se encontraba allí pujando por la no despreciable suma de 425.000 euros.
¡Como lo leen, una pasta! 

Carmen de Córdoba 1917-1920
Óleo y Temple sobre Lienzo 96 x 130 cm
Colección Particular

La modelo posa desnuda de cintura para arriba, sus brazos reposan sobre una mesa donde se encuentra una rosa, al fondo de la composición se muestra una ventana abierta a través de la cual se puede ver un paisaje que se asemeja a la imagen en sombra del perfil del castillo de Almodovar del Río.


Rejas del cuadro
Hoy me gustaría hablar del cuadro de "Carmen de Córdoba" y el simbolismo que esconde.A simple vista no es más que una mujer que reposa en una mesa con el torso desnudo, ¡Pero el maestro no era tan simple! Primero fijémonos en la ventana con barrotes que tiene como fondo el cuadro. 
Rejas que el pintor no tenía costumbre de pintar en las ventanas y si contamos los rectángulos grandes son 18 (6x3) (sin contar los pequeños que delimitan los grandes), número cuyo significado es lo sagrado está asociado a la plenitud, además de tener una especial simbología en la masonería representando al maestro.

Seguimos mirando y descubrimos una modelo que aparece en el cuadro, si la observamos podemos ver a simple vista que tiene una postura forzada, nada cómoda desde luego para posar, sobre una mesa.
¿De verdad creéis que es una postura casual? Yo creo que no.
Si nos fijamos en el dedo indice de la mano derecha, señala la axila izquierda, mientras que la mano izquierda señala la dirección del hombro derecho... Esta postura se asemeja a la llamada batería de duelo que hacen algunas logias en memoria de los hermanos que ya no están... ¡Curioso verdad!

Ahora vamos con la rosa que se encuentra colocada en la mesa :



La rosa con su tallo cruciforme con el tallo y las dos hojas rememora la pasión que toda obra conlleva, la corola de la flor representa tanto la perfección celestial como la terrenal. En la alquimia la rosa es la sabiduría e incluso para los primeros cristianos era el signo del paraíso.
Si contamos los pétalos pintados son siete, lo que nos hace recordar los siete planetas, las siete estaciones de la cruz...

y ahora la mesa, mesa cuyo pié es un dragón.
Dragón que Julio Romero plasmó en otro cuadro que hizo a la actriz de varietés Milagritos Toldos ¡Al menos que yo conozca!



Un dragón es una especie de conjunción de elementos tomados de diferentes animales, todos especialmente agresivos y peligrosos,
es por lo tanto "lo animal" 
En la masonería el dragón es un animal contra el que combate el iniciado, y que alude a los 4 elementos que ha de dominar (tierra por las garras, fuego por las llamas que echa por la boca, agua porque lleva una cola nadadora y aire porque vuela).
El iniciado debe purificarse venciendo al dragón y dominar así su naturaleza interna.es un símbolo poderoso si están en pleno aprendizaje.

Da la sensación que a alguien despedía el pintor, a alguien que despedía la ciudad de Córdoba... ¿Pero quién?
Si nos fijamos en la fecha podría ser en homenaje a la escritora y amiga Teresa Wilms Montt o "Teresita de la Cruz" como la llamaba anarquista y masona que se suicidó en 1920, fecha en la que podría haber sido pintado el cuadro ¡Pero eso son elucubraciones mías!



Otro ejemplo lo podemos tener en el cuadro "La niña de la tanagra" representa una chica joven que sujeta una estatuilla y de la que ya hemos hablado en una entrada de este blog

La  niña de la Tanagra 1927- 1928
Óleo sobre Lienzo 77 x 107,5 cm
Colección Particular

La joven ni tan siquiera reposa su espalda en el respaldo de la silla, con espalda recta, piernas juntas y manos sin cruzar. Según las logías si las manos y los pies están cruzados impiden estar en armonía con el universo.
su mano derecha reposando en su pierna, la izquierda reposando igualmente pero con la palma de su mano sujetando la estatuilla de la antigua Grecia que se llama como se titula el cuadro.
En civilizaciones milenarios como el antiguo Egipto absorbidas por escuelas iniciáticas  se considera que el ángulo recto es el símbolo de la divinidad por el simple hecho de construir todo tipo de ángulos a partir de él.
La silla también es un instrumento simbólico ya que realza el rango de todo el que se encuentre sentado en ella pues su cabeza se encuentra por encima de los demás... Como el trono de los faraones y reyes, no es un asiento cuya pretensión sea la comodidad, sino que su misión es la de señalar el poder del que se encuentra sentado en él.
¿Que nos quiso decir el pintor? 

Ahí lo dejo!


Fuentes consultadas:
El simbolismo y el sentido filosófico del grado 18 de diario Masónico- La forma de sentarse del masón por José Arias de Diario Masónico 27/07/2017- Carmen de Córdoba  de Romero de Torres vendido a un particular por 425.000 euros ABC de Sevilla 13/12/2007- Estudio realizado por La Piconera 

domingo, 15 de octubre de 2017

Real Iglesia de Santa Marina de las Aguas Santas













Contaba el señor Sánchez de Feria que la iglesia de Santa Marina ya fue templo en tiempo de los romanos pues en una de sus reformas apareció una lápida en dedicación a Tito Acleno de la que también menciona Morales.
Edificada en la segunda mitad del siglo XIII  en el mismo lugar donde se emplazó un templo visigodo que según el señor Vaca de Alfaro fue edificado a principios del siglo VII en el reinado de Liuva II, hijo del Rey Recadero y una concubina llamada Baddo. Liuva como rey no tuvo mucha suerte pues fue su hombre de confianza el que amputándole en un principio la mano derecha para luego más tarde ejecutarle se quedó con el trono ¡Se le notaba a Witerico "El conspirador" la "tirria" que le tuvo al pobre Liuva!


La iglesia de noche
Bueno, al grano que me desvío del tema:

Más tarde, fue una mezquita mozárabe de la que no quedan vestigios, hasta la llegada de la reconquista que es una de las iglesias llamada Fernandinas por ser mandada construir por San Fernando.

En la primera mitad del siglo XVI siendo Obispo de Córdoba Leopoldo de Austria, se hicieron grandes obras en el templo, la más importante de ellas fue la sustitución del campanario que había sobre la torre colocando los escudos de armas de aquel "rico prelado" ya que con su limosna se pudo hacer.
Pero vamos al chafardeo histórico que tiene tomate:
El Obispo D. Leopoldo de Austria no era otro que el hijo bastardo de Maximiliano I.
¡ Siiii, aquel que murió de indigestión por un atracón de melones! Por lo tanto medio-hermano de Felipe "EL Hermoso" y tío carnal del emperador Carlos V y I de España.
Fue promovido para la suculenta Diócesis de Córdoba que en aquellos tiempos era una de la más importantes de Castilla, por su propio sobrino que como hemos dicho antes no era otro que el Rey! 
Pero por lo visto al pobre Leopoldo se le impuso la carrera eclesiástica y llevaba muy mal lo del celibato... ¡Tan mal!, que se le cruzó una catalana, llamada Catalina Espert de Ponce con la que tuvo un churumbel ¡Claro, también bastardo! al que llamaron como al abuelo: Maximilin ¡Vale, me dejo de guasa! 
Éste Maximiliano de Austria que también hizo carrera eclesiástica siendo Obispo también de Segovia, Cadiz y más tarde Arzobispo de Santiago de Compostela.

Sigamos con la iglesia:
Sería en 1680 u 1681 cuando de nuevo hubo que hacer una reforma a causa del terremoto que sufrió la ciudad donde dice en el folio 216 del libro cuarto de defunciones del archivo según D. Teodomiro Ramirez de Arellano:

En nueve días del mes de octubre de mil y seiscientos y ochenta años a las siete de la mañana hubo un temblor de tierra tan grande que muchos edificios de jundieron, unos en el todo y otros en parte y los templos y las torres padecieron mucha ruina (...)
(...) en esta iglesia se abrió la capilla mayor y su bóveda por la parte de encima del retablo y por la parte baja de la iglesia desmintieron los estribos y se abrieron las claraboyas costales y la torre de la iglesia se cayeron tres bultos del ornato de la coronación de ella (...)

La iglesia consta de tres altas y espaciosas naves que son sostenidas por preciosos arcos, siendo la nave central más alta y está cubierto por artesonado mudejar.

El retablo del altar mayor es del siglo XVII tiene repetida la titularidad porque en el centro tiene a Santa Marina de talla y a los lados San Pedro y San Pablo. 
En el ultimo cuerpo se colocó en 1678 un lienzo de la Santa titular que pintó Juan de Guzmán, nacido en Puente Genil y más conocido como fray Juan del Santísimo Sacramento, carmelita descalzo, la obra fue costeada por D. Pedro Fernández de Córdoba y Figueroa de la orden de Alcantara y primogénito de la casa de Villaseca.

Santa Marina
cuadro realizado por fray Juan del Santº Sacramento
Representa a Santa Marina en una de sus tentaciones, dando muerte al dragón con una lanza que termina en cruz. 
En 1419 se concluyó la capilla de los Orozco, posiblemente emparentados con el cordobés Don Lope de Orozco gobernador-conquistador de la provincia de Santa Marta en Colombia y que actualmente cumple las funciones de sacristía, presenta una bellísima portada de yesería mudejar del siglo XV  e inscripciones decorativas muy parecidas a las que se encuentran en la casa de los caballeros de Santiago.
Entrada de Capilla de los Orozco
A los lados de esta lápida hay dos enterramientos propios, uno de los Marqueses de Villaseca cuyo ascendiente y veinticuatro de la ciudad se encuentra "enredado" en una leyenda popular de la Torre de la Malmuerta donde se cuenta que mató a su mujer acusándola infundadamente de adulterio. Tras comprobar la injusticia que había cometido, suplicó su perdón al rey Enrique III, quien lo condenó a levantar una torre en recuerdo de la dama que había sido "mal-muerta".

La capilla Mayor cuyo patronato es de los Marqueses de Guadalcázar según cuenta don Teodomiro en sus "Paseos por Córdoba", de cuya ilustre familia hay varios individuos sepultados, debiendo hacer especial mención de la señora Doña María Isidra Quintana de Guzmán y la Cerda, de su amor al estudio y el gran talento donde estaba dotada donde se puede leer:

"Aquí yace el cadaver de la Exma Señora doña Maria Isidra Quintina y de Guzmán y de la Cerda, marquesa de Guadalcázar y de Hinojares, grande de España, dama de la Reina nuestra señora y de su real orden, doctora en filosofía y letras Humanas, Catedrática Honorifica y conciliaria perpetua de la universidad de Alcalá, Academia honoraria de la Real española, etc.  Murió  en 5 de marzo de 1803, a los 35 años, 4 meses y 4 días de edad."

Según Ramirez de Arellano esta iglesia contaba con muchas obras pías, capellanías y memorias, siendo la más notables, la obra- pía que fundó D. Cristobal López Aulagas, para casamiento de doncellas de su linaje; la de doña María de Fonseca para el mismo motivo, la de Rodrigo Alonso de Gaete para socorrer a sacerdotes pobres.
También cuenta una anécdota sobre el último rector sacerdote de la iglesia llamado Juan José Aguado que cuenta que era de carácter jovial y según dice D. Teoromiro en su libro de sentimiento piadosos y que una vez, un hombre  al que el señor Aguayo casó seis veces al enviudar de nuevo se le presentó al cura para que lo casara de nuevo:
Señor rector yo venía a hablar con vos- dijo el hombre con humildad- porque he pensado en casarme.
Bueno ya hablaremos- le contestó el rector
Es que es preciso que sea pronto- le contestó el hombre
¿Pronto? Eh, como si creyera usted que no tengo otra cosa más en el día que casarle y enterrarle sus mujeres! 
Los presentes rieron la ocurrencia del cura que desde luego casó por séptima vez al hombre y que dijo: A ver si esta puede más al final que usted! 
¡Una verdad como un templo dijo el cura! jejeje

Bueno sigamos con la Iglesia:

El retablo de la Capilla Mayor cuenta con pinturas de Antonio del Castillo y esculturas como la Virgen de la Luz del escultor Gómez de Sandoval
Saliendo de la Capilla están los altares colaterales dedicados uno a la titular y el otro a Nuestra señora de la Luz, cuyo retablo es de la segunda mitad XVIII y centrado por la talla barroca de la virgen.  El banco recoge escenas de la infancia de Jesús y de la sagrada familia.

Capilla de los Benavides

Tiene esta iglesia varias capillas notables como la fundada por el capitán Don Alonso de Benavides que según Gonzalo J. Herreros- salió muy joven de Córdoba y al final de su vida sin hijos y en Lisboa ya cansado de luchar en nombre del Rey. Redacta un testamento en el que nombra a un amigo suyo para dotar de dos capellanías nombrando como patrón al mismo Cabildo de la Catedral, para ello se piensa comprar un espacio funerario en la iglesia de San Francisco pero se hizo en Santa Marina de las Aguas Santas bajo la advocación de nuestra señora del Rosario y que detalla así:

"Acaba la capilla es mi voluntad que mis huesos sean trasladados a ella y puestos junto al propio altar en medio de él y en la piedra se labren mis armas que son un león bandeado y cinco cubos por orlas con escudo y celada encima, al pie mi nombre que por algo soy el fundador de la dicha capilla en la cual se haga una reja de hierro con sus puertas que no puedan entrar personas si no son deudos míos, con su llave, la cual han de tener mis capellanes; y se entierren los deudos míos que quisieren y los capitanes que murieren en Cordova y se quieran enterrar"

(Testamento otorgado en Lisboa el 24 de noviembre de 1623)

Detalle de la capilla
Capilla de los Benavides 
También es digno de mencionar un precioso cuadro situado a la izquierda muy deteriorado y similar a la obra del pintor cordobés Bartolomé Bermejo y que se encuentra en Valencia, su autor es anónimo y sólo sabemos que es del siglo XVI 

Virgen de la leche con donantes
Siglo XVI -Autor anónimo
En esta iglesia tiene enterramiento los Muñoz de Baena y Savariego descendientes de uno de los conquistadores de Córdoba, también la familia Alfaro que se estableció en Ciudad y aparece el primero de la saga D. Benito López de Alfaro que sirvió a los Reyes en la conquista de Granada hasta llegar al insigne cirujano Juan de Alfaro y su esposa María de Elvia y el presbítero Felipe de Alfaro.


Pila Bautismal
Se aprecia la preciosa bóveda




















En esa pila Bautismal se bautizaron casi todos los toreros cordobeses de antaño, de ahí que se le diga "La iglesia de los toreros"




La fachada principal es imponente, y cobija una portada abocinada de arcos de estilo gótico primitivo ligeramente apuntados y con influencia mudéjar, decorada con motivos animales y vegetales. 
El esquema se repite en la portada de la derecha, con la típica cornisa con moldillones, sin embargo la portada norte es más original, presentando un remate triangular decorado con puntas de diamante que acoge la puerta abocinada y decorada con dientes de sierra. 


Portada Norte
Una pequeña hornacina contiene la figura de Santa Marina, la santa gallega que fue decapitada dando su cabeza al ser cortada tres botes en el suelo, de donde salieron tres manantiales. 
Santa Marina
El rosetón central es de tamaño mediano. Se decora con un núcleo circular macizo con una estrella de ocho puntas de la que surgen arcos apuntados de herradura de corte mudéjar. 


Rosetón de la iglesia
desde fuera
Rosetón desde dentro dela iglesia






















Según cuenta D. Teodomiro Ramirez de Arellano en su libro de "Paseos por Córdoba":

(...) en 1785 fue preciso cerrar esta iglesia al culto porque se sufrió una gran epidemia ya que había tantos cadáveres en ella sepultados que empezaron a exhalar tantos miasmas que se creyó perjudicial para la salud pública. Por lo visto la epidemia  fue aumentada  a causa de un arroyo de Santa Marina y San Lorenzo que pasaba por ellos hasta la rejuela del segundo y que por el que corrían todas las inmundicias del Matadero que penetraba a la ciudad por el arquillo de la Torre Malmuerta a la Lagunilla, Calle Mayor, Santa Isabel; siendo tan profundo en algunos puntos que en la calle Buen Suceso se le llamaba "Despeñadero" teniendo puentecillos en todas las avenidas.(...)

Siendo en 1789 cuando se obtuvo el permiso real para poder cerrar el arco que junto a la torre dejaba entrar el arroyo al matadero,  siendo por aquel tiempo Corregidor D. Pascual Ruiz de Villafranca.

En esta obra se gastó 46.000 reales más 3.000 que fue preciso invertir en el siguiente año de 1790 para acabar de empedrar las calles.

A la espalda de la iglesia tenía el cementerio en terreno elevado y contenido por un muro que en 1865 desapareció,  allanando de manera como fue posible el terrero.

La torre renacentista, es obra de Hernán Ruiz II y se empieza a levantar en 1550 adosada a la nave de la epístola. 
Está compuesta por dos cuerpos y es de planta rectangular, donde el primer cuerpo va decorado con cabezas de león y el segundo cuerpo acoge las campanas.

Campanario
Preciosas ventanas
Parte de atrás




















La actual Capilla Bautismal, que fue capilla de la Cofradía de San Roque y más tarde de la Cofradía de la Esperanza llamada también de los gitanos hasta su traslado a San Andrés en 1941, aunque todavía guarda sus libros de constitución de la cofradía junto con la del resucitado.
Fotografía recogida de Diario de Córdoba 19/03/1940
En 1931 fue declarada Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico Artístico Nacional



Fuentes consultadas:
Otra historia de Córdoba escrito por Galisteo Roger- Catalogo De Los Obispos De Cordoba, Y Breve Noticia Histórica De ..., Volumen 2 por Gomez Bravo-Indicador cordobes: ó sea manual histórico-topográfico de la ciudad de Cordoba por Luis María Ramírez de las Casas Deza- Así en la tierra como en el cielo. Aproximación al estudios de las capillanías en la edad Moderna: Entre la trascendencia y la política familiar. El caso de Córdoba de Gonzalo J. Herreros Moya Universidad de Córdoba-De las Indias remotas: cartas del cabildo de Santa Marta, 1529-1640 Escrito por Antonino Vidal Ortega,Alvaro Baquero Montoya- Paseos por Córdoba de D. Teodomito Ramirez de Arellano

lunes, 11 de septiembre de 2017

La visita de Felipe II y una puerta como un Arco del Triunfo










Boabdil rindió su reino nazarí con la condición de que sus habitantes pudieran seguir conservando su lengua, religión y costumbres...
Aquel pacto con los Reyes Católicos pronto sería papel mojado ya que con el paso de los años fueron obligados a convertirse al cristianismo pasando a ser llamados moriscos.
Pero el aire musulmán seguía en el ambiente pues tantos siglos no podían borrarse con un chorro de agua en la cabeza de nadie y a pesar de que con el Emperador Carlos V y I de España hizo la "Vista gorda" a cambio de "ciertos donativos a la corona" logrando zafarse de sus requerimientos, cuando llegó Felipe II mediante un edicto quiso eliminar todo resquicio musulmán.
Así que en 1568  los moriscos de Granada no podía más, el nuevo edicto del Rey no trajo ninguna paz ¡Al revés!, trajo un levantamiento donde elegían como líder a Muhammad ibn Umayya un converso nacido cristiano al que bautizaron con el nombre de Fernando.
Cuentan que su familia descendía de los mismos Califas cordobeses y que en la reconquista de Granada pactaron su conversión para quedarse en sus tierras y que los Reyes Católicos a cambio de su colaboración le concedieron el señorío de los Válores a don Hernando de Córdoba, abuelo de Aben Humeya.
Toda la familia estaba muy bien considerada por los moriscos y eso propició que apoyado por algunas facciones de moriscos fuera proclamado "rey" de Córdoba y Granada y así nació el personaje de Aben Humeya que tantos quebraderos de cabeza le trajo a Felipe II.

El Rey, viendo la movida que se le avecinaba, se traslada a Córdoba para estar más cerca de las revueltas y tal vez huyendo de su hijo el sádico Carlos el príncipe de Asturías, con su desequilibrado comportamiento de autentico psicópata. Un niñato malcriado por sus dos tías ya que su madre había muerto de parto al que le encantaba maltratar animales desde bien pequeño y azotar a criadas cuando fue creciendo... 
¡Vamos, un regalito de criatura del Señor!
Menos mal que nunca llegó a reinar y que su padre se encargó de encerrar, una huelga de hambre impuesta por el propio demente hizo el resto.
Aunque luego heredó el insulso y ludópata Felipe III que bien dijo Felipe II sin mucha confianza: 
"Dios que siempre me ha dado tantos reinos me ha negado un hijo capaz de regirlos" 
¡ Y llevaba toda la razón!

Bueno, al caso que íbamos: 
Así que la ciudad de Córdoba se preparó para recibir al rey que según D. Pedro de Madrazo en su libro nos cuenta que en la puerta del Perdón colocó el cabildo un altar con una imagen de Nuestra Señora y también la ciudad se esmeró en disponer un recibimiento para tan augusto huésped y de su corte.
Hicieron ensanchar la puerta Nueva por donde debía de entrar el Rey con su comitiva además de blanquearla, poniendo en lo más alto de la torre el escudo con las armas reales y dos a ambos lados de la ciudad.
En la Corredera que era la plaza principal por donde tenía que pasar la comitiva acababa de hacer construir el corregidor D. Francisco Zapata de Cisneros conde de Barajas, una preciosa fuente de jaspe rojo y negro de tres cuerpos de pilón ochavado y dos tazones elegantes que le llamó la atención al Rey.
También contrata a Hernan Ruiz III para la reconstrucción de la primitiva Puerta del Puente donde realizó una puerta monumental inspirada en los arcos de triunfo romanos, sobre la que ya existía de origen romano y más tarde aprovechada por los musulmanes.





Llegó el día señalado para la entrada Real, lunes 20 de febrero de 1570.
Córdoba expectante, la Puerta Nueva se encontraba lujosamente revestida de terciopelo carmesí y amarillo, allí mismo el Rey a caballo prestaría juramento de guardar la ciudad.
Y así salió una comitiva de cordobeses a recibir a Felipe II vestidos los jurados de amarillo con ropones de terciopelo verdes y vueltas en amarillos, los veinticuatro de blanco con ropas de terciopelo carmesí y vueltas como el vestido, sus maceros delante con ropas de damasco carmesí todos cabalgando.
Esperaron al Rey en el campo del Marrubial y cuando llegó Felipe II, uno a uno le fueron besando la mano al igual que el Obispo D. Cristobal de Rojas y Sandoval y todo el cabildo eclesiástico, continuando la comitiva hasta la entrada de la ciudad se situó bajo el docel que estaba preparado y tomó juramento.
Después dirigiéndose hacia la puerta del perdón donde ya lo estaba esperando el Obispo. Allí el Rey se arrodilló en el altar dándole el Cardenal el agua bendita y el Obispo le dio a besar la cruz. Entonces la música del responsorio Elegit Deus, caminó la procesión al altar mayor antiguo donde el obispo le dio las bendiciones al Rey, a la ciudad y a la corte.
Dos meses estuvo D. Felipe en la ciudad hospedándose en el palacio del Obispo, pasando éste a hospedarse al hospital de San Sebastian que pidió al cabildo, trasladando a los enfermos al de Antón Cabrera.


Durante esos días el Rey mandó celebrar las Cortes generales del Reino aquí, acudieron a Córdoba además de los procuradores de las ciudades muchos señores y caballeros de toda Andalucía y desde aquí envió a tierras alpujarreñas dos poderosos ejércitos uno a cargo del marqués de Mondejar con más de 400 jinetes y otro a cargo del marqués de Velez con otros tantos... Pero la mala actuación del ejercito junto con el saqueo de las tropas contra los moriscos hace que la revuelta se extienda hacía la Axerquia malagueña y Almeria.
Viendo que la rebelión se les podía escapar de las manos, envía a su hermano bastardo Juan de Austria que ya lo había reconocido como parte de la familia real, que al mando de un gran ejercito 
Mientras  Abén Humeya se le subió a la cabeza su liderazgo, volviéndose despótico con su propia gente. 
Ésto hizo que perdiera muchos de sus partidarios e incluso la vida, ya que fue estrangulado con un cordón por sus propios hombres en el castillo de Laujar de Andarax, poniendo en sus lugar a su primo hermano, un tal Diego López, al que llamaron Aben Aboo.

Juan de Austria con su ejercito toma varias villas, ganó la Alpujarras a sangre y fuego donde muchos de los moriscos son masacrados y hace un bando prometiendo perdón a todo aquel que se rinda, donde muchos moriscos de la facción del Al baniqui abandonan las armas, pero Aben aboo mata a Al baniqui por traidor llevando a sus hombres a Sierra Bermeja donde es abatido a por consiguiente derrotados los moriscos.
Es a partir de ese momento cuando Felipe II deporta a más de 50.000 personas hacía el interior de Castilla en una caravana donde más del 20 por ciento mueren en tierra de Extremadura de hambre y tifus... Este fue el comienzo de la expulsión general de los moriscos de España decretada en 1609.

Antes de su rehabilitación
La puerta presenta un único vano y dos columnas dóricas a cada lado

El Arco del Triunfo, que es como se le llamaba en aquellos tiempos a la puerta, quedó liberada de las construcciones adyacentes en 1912, reconstruyéndose en 1928. A finales de los años 50 y con motivo de las obras de la ribera se baja el nivel del terreno que rodea al Arco.


Amplia cornisa en la que es rematada la puerta
Cartela en memoria del rey Felipe II


Relieves antes de ser
rehabilitados






En la actualidad


La Puerta el Puente



La Puerta el Puente


Fuentes consultadas: 
La puerta del puente Diario de Córdoba 18/01/1949- Puerta del puente Romano de Dionisio Ortiz Juárez Diario de Córdoba 08/08/1972- Córdoba por P. de MADRAZO- Historia de Felipe II, Salamanca, 1998, vol. II, p. 550 escrito por Evaristo San Miguel y Valledor (duque de San Miguel)- Historia General de España.Tomo V. Ed. Planeta. Madrid 1979 de Ricardo de la Cierva- Wikipedía- Cordobapedia

lunes, 14 de agosto de 2017

El bisabuelo navarro de Abderraman III





Los vikingos hicieron lo que jamás pudo hacer Córdoba, romper lo que quedaba de "las alianzas" del rey de Pamplona con los Banu Qasi.
Corría el año 859 cuando los normandos invadieron Pamplona llevándose a su rey de rehén. 
Sin duda este fue el episodio donde los intereses de los vascones y la familia muladí se separaron para siempre... Los Banu Qasi no hicieron nada, ni por socorrerlo ni tan siquiera por cooperar en el pago del rescate. 
Al fin de cuentas el pamplonés habían dado un giro en sus alianzas para mirar hacía el Rey de Asturias, un tal Ordoño I. Pensando que la mejor alianza siempre sería entre reinos cristianos ya que tenían un enemigo común, el Emir cordobés.
A pesar de que a García Iñiguez se le complicaba sellar ese pacto con el asturiano, desgraciadamente ya había casado a su hijo Fortún con Oria, o como antes la llamaban Awrya ibn Lubb una de las nietas de Musa ibn Musa de la familia Banu Qasi, con la que tenía nada más y nada menos que cinco churumbeles: Iñigo, Aznar, Velasco, Lope y la pequeña Onecca que es parte de esta historia.
¡Tampoco era cosa de entrar en guerra con los Qasi!, sería mucho mejor tenerlos "unidos con esos lazos". 
Así que pensando y pensando hubo que hacer un giro inesperado en los acontecimientos, y aquí unos historiadores dicen que se quedó viudo, otros que repudió a su esposa... El caso fue que la reina Urraca "desapareció" para poder casarse con una niña de apenas treces años.
¡Así eran los divorcios de antes! ¡¡ Ya no me interesas, te meto a monja y a otra cosa mariposa, pobre mujer!! Así que Leodegundia Ordóñez fue pedida como esposa para el rey de Pamplona García I Iñiguez, que concertada la dote se celebra la boda con un hombre que le triplicaba la edad.

No tardó mucho cuando la alianza de ambos tuvo que ser demostrada. Los toledanos aprovecharon la muerte de Abderraman II para encarcelar al gobernador impuesto por él, y suponiendo que el cordobés no se iba a quedar quieto pidieron ayuda a los asturianos que a su vez recordaron a los vascones que eran "familia" para salir todos en contra del Emir.
Así que del norte salió un contingente de tropas que Muhammad I se encargó de aniquilar juntos al arroyo Guadalacete en una emboscada que les hizo tanto a los asturianos como a los pamploneses que iban a socorrer la ciudad de Toledo.
Poco tardó el Emir cordobés en encaminar sus huestes hacía Pamplona para castigar el atrevimiento de ir contra él, derrotando a ambos reinos y llevándose como rehén al príncipe Fortún Garces que se encontraba defendiendo la fortaleza de al Kasthil.
Cuenta que la defendió con tanta fiereza que hasta perdió un ojo, de ahí que fuera apodado el tuerto, al anqar por los musulmanes...
¡Y qué mejor baza para las pretensiones del cordobés que tener a un príncipe vascón para el sometimiento de Pamplona !
Así que Fortún acompañado de una de sus hija, la más pequeña llamada Onecca, fue trasladado a Córdoba donde estuvo ¡Nada más y nada menos que preso veinte años!
Eso significaba para el Emir la tranquilidad de que los navarros no instigarían contra Córdoba a la vez que sería un tributario más para mantener la Corte, si quería ver alguna vez vivo a su hijo y sentado en su trono. 
Tampoco pensemos que aquellos años que estuvo en Córdoba Fortún estuvo en una mazmorra, que no. El príncipe junto con su hija tuvieron una relativa en libertad ya que era rehenes

Aunque desgraciadamente las cosas no suceden como pretendemos y García Iñiguez murió diez años más tarde sin poder ver de nuevo a su hijo y a su nieta, dejando un trono vacante ya que el heredero estaba cautivo en Córdoba.

A pesar de todo esto Pamplona le reconoce como rey, a pesar de que su trono estuvo regido y aquí viene ¡El lío! unos historiadores cuentan que hubo una regencia asumida por el hermano de Fortún Garcés llamado Sancho Garcés, otro muchos más cercanos a la verdad a mi humilde parecer es que sucedió un golpe de estado instalándose en el poder un noble que hasta ahora eran totalmente desconocido... ¡¡Exactamente no se sabe lo que ocurrió!! Pero por un tiempo Pamplona estuvo en manos de una nueva dinastía, la estirpe Jimena. 

Mientras en Córdoba ocurrían cosas "tan interesantes" como el matrimonio de Onecca la mismísima hija de Fortún Garcés con el segundo hijo del Emir, llamado Abd Allah.
Desde luego no se sabe si fue un pacto o es que fue amor de verdad, me imagino que sería una bella historia de amor, el moro se enamoró de la cristiana dándole le nombre de Durr que significa perla.
¡El flechazo tuvo grandes consecuencias! La vascona le dio a Abd Allah tres retoños: Un hijo al que llamaron Muhammad como su abuelo paterno y dos preciosas hijas al Baha y Fátima, haciendo abuelo a su padre Fortún Garcés.

¡Quien se lo iba a decir a él que como nietos de todo un rey cristiano tendría a tres musulmanes! Y para colmo jamás se pudo imaginar que un biznieto llegaría a ser el primer Califa de Al Andalus, Abderraman III uno de los gobernantes más brillantes de la historia Omeya.


Pasados nada más y nada menos que veinte años en tierras cordobesas cuando fue el propio Abd Allah, su yerno quien le da la libertad junto con su hija Onecca, no sabemos si a la princesa la repudió o no, el caso es que él se quedó con sus hijos y ella se marchó a Pamplona donde se casó con un primo hermano suyo, un tal Aznar Sánchez, señor del valle de Larraún un valle muy cerca de Guipuzcua y con el que tuvo tres retoños entre ellos a la que sería la reina Toda. La que más tarde iría hasta la corte Omeya para que un médico de su sobrino-nieto pusiera a dieta al gordo de su nieto Sancho I de León ¡Pero esa es otra historia! 

Cuando Fortún llegó a Pamplona los vascones lo miraban con recelo, además se rumoreaba que su propia hija había tenido hijos con el que ahora era el Emir cordobés...
En cierto modo Fortún habían llegado a su tierra pero ya no la sentía como propia, había perdido el apoyo de su pueblo que no lo veían como el caudillo que necesitaban que lo veían en un joven jimeno un tal Sancho Garcés que apoyado por el conde de Aragón y el rey de Asturias Alfonso III le planta cara a Fortún haciendo que se retire al monasterio de Leire hasta su muerte. 

Mientras en Córdoba Abdalhá haciendo caso de unas injurias vertidas por otro de sus hijos manda matar a el hijo de  la cristiana Durr, el joven príncipe Muhammad que dejó un bebé de veintiún día, nieto del Emir Abdalhá y bisnieto del rey de Pamplona Fortún Garcés que llegaría a ser el gran Califa de Al Ándalus, Abderraman III.

Pero eso, déjame que te lo cuente otro día.





Fuentes consultadas: 
Reyes de un Reyno, de Iñigo Arista a Catalina I por Alfonso Pascal Ros, Óscar Tejero y José Antonio Perales- Anaquel de estudios árabes, Volúmenes 6-8 Editorial de la Universidad Complutense, 1995- Hasday, el hagib del Califa: breve historia de los judíos de Sepharad por Raúl Romero Bartolomé-Historia breve de Navarra por Jesús María Usunáriz Garayoa- Navarra o cuando los vascos tenían reyes de Pierre Narbaitz- Diccionario geográfico-histórico de España por la Real Academia Volumen 2 - Wikipedía- foto recogida de internet

lunes, 24 de abril de 2017

El convento del Corpus Christi y el amor imposible del duque-poeta



Puerta del antiguo convento







Situado en lo que antaño fue una de las calles más importantes de la ciudad, a la que llamaban del "Cabildo Viejo" y más tarde  "la cuesta del Corpus" y que hoy la conocemos por la calle Ambrosio Morales, se encuentra el antiguo convento del Corpus Christi; situado en una de las collaciones más grandes e importantes de la ciudad.
En aquellos tiempos, los claustros de religiosas intentaban emplazarlos dentro de los muros de la ciudad posiblemente por seguridad.
Será obra del dominico Obispo fray Diego Mardones en su deseo de implantar la corriente recoleta de su orden, y que según el -Catalogo de los Obispos- " implantó trayendo en 1608 a cuatro monjas del convento de Toledo: Sor Blanca de la Cruz, Sor María de Santo Domingo, Sor Beatriz del Espíritu Santo y Sor Beatriz de Santa María; donando para ello una ermita de San Benito que había pertenecido a la orden de Alcántara".
Calzada Romana en los bajos del antiguo
Convento
En las intervenciones arqueológicas aparecieron restos de una calzada secundaria romana del siglo I d. C en el momento de máximo esplendor urbano de la colonia Patricia, se supone que comunicando el eje monumental entre el Templo de Capitulares y el Teatro Romano que se encuentra  bajo el actual Museo Arqueológico.
Además de parte de una casa o Domus con un precioso e interesante mosaico dedicado al Dios Baco con casi todas sus teselas intactas y que hoy en día se encuentra en lo que antes fue la iglesia del convento.
La muralla de origen romano que cerraba la zona linda casi con el convento, quedando abierta a las miradas mediante una calle escalonada abierto en abril de 1537 por el Corregidor D. Hernando Peréz Luján del que proviene su actual nombre, comunicándose de una manera mucho más abierta y fácil ambas partes de la ciudad: La villa y la Ajerquia.

Según el trabajo de la intervención Arqueológica por la peculiar topografía de la zona realizado por P. Soriano- dotarán a la construcción conventual de un espacio singular marcado por una estructura laberíntica y organizada en varios niveles a causa del desnivel del suelo.
A la entrada y por la parte de la calle de Ambrosio Morales estaban ubicadas las casas dedicadas a la portería y al locutorio nuevo. Tras estas se accedía a un patio empedrado con una pendiente acusada, denominado "la cuesta" que no era otra que la incorporación de una calleja sin salida que existió en la calle Pompeyos y que era conocida por la la calleja de "La patera" porque allí se vendían patos y todas clases de aves. 
Desde el interior del convento
Pero sigamos con el convento:

Según F.M Pérez García- El convento quedó oficialmente establecido en 1609, siendo su primera abadesa doña Blanca de la Cruz que fue nombrada por su dilatada experiencia en el convento de Toledo.
Al quedar bastante pequeño, la primera expansión tuvo lugar en 1628, fecha en que fue la propia comunidad la que compró la casa del caballero veinticuatro D. Carlos Guajardo Fajardo y Herrera y de su esposa doña Mencía María de Pineda, y es durante el siguiente siglo las religiosas continuarían ensanchando sus dependencias con la incorporación de otras casas aledañas y de algunas callejas de la trama urbana. 
Tras la muerte del prelado fundador los sucesores también intervinieron en la ampliación y construcción del conjunto conventual.
El obispo D. Cristóbal de Lobera y Torres dejó su escudo en la portería y la escalera principal y más tarde alrededor de 1720 sería con la ayuda del Obispo Marcelino de Siuri y Navarro que no dudó en reformarlo con unas obras que alcanzó los 6.000 ducados, destinado según P.G - principalmente al edificio del noviciado

De este modo, el convento llegaría a ocupar casi 2.200 metros cuadrados, llegando a estar construidos casi 3.700 metros, quedando de lo más singular ya que está organizado en dos alturas o terrazas a causa del desnivel que existía.
Atrio , puerta de la iglesia del convento
 Según  Ramírez de las Casas Deza:
" La iglesia es pequeña y de una sola nave. El retablo del altar mayor tiene un retablo dorado de talla de hojarasca en el que se ve las imágenes de San Francisco de Asís, Santo Domingo de Guzmán, más arriba Santa Rosa y Santa Catalina de Sena, y en la parte superior un Crucifijo. A los lados del presbiterio había otros dos cuadros, obras de Sebastián Martínez, que son un Nacimiento y una Concepción, además hay un retrato del beato Francisco de Posadas y algunos de otros pequeños. Los demás altares son tres: Nuestra Señora del Rosario, santo Domingo, los cuales tienen imágenes de talla y otro de un lienzo del Nacimiento."

Precioso claustro
El claustro en alto, se accede a él por medio de unas escaleras ascendiendo a unos amplios corredores escoltados por columnas que dan a un precioso patio con fuente.
Ramírez de Arellano también nos habla del convento e incluso relata un suceso que ocurrió en éste mismo.
Veréis:
Por lo visto en este convento ocurrió un crimen en 1858 y es que asesinaron a la portera del convento cuando se encontraba sola con sus dos hijos pequeños... El cuerpo de la pobre mujer fue encontrado por su marido que venía de hacer unos recados; los pequeños se encontraban escondidos y gracias al mayor pudieron encontrar al asesino ya que contó que tenía una especie de "nube" en uno de los ojos... ¡Me imagino que sería una catarata!


Aunque el mayor secreto que guarda este convento es pertenecer al punto y final de una historia de amor.
La historia comienza con dos hermanos enamorados de dos hermanas que a la vez eran primos... 
El mayor, Juan Remigio tuvo más suerte y se casó con su amada Carmen Cabrera, aunque poco le duró su amor ya que ésta murió de parto de su primer hijo.
El segundo llamado Ángel no tuvo ninguna, ya que a su amada le robó el corazón un Cristo crucificado que la hizo meterse en un convento, prefiriendo ser la madre Victoria.
¿El por qué de aquella decisión? Pues no tenemos conocimiento de si renunció a su vida por una autentica llamada de Dios o movida por un desengaño... ¡Jamás lo sabremos!
Lo que si se sabe es que un viernes día de San José de 1824, escuchaba una joven misa en la iglesia del convento de Santa Isabel de los Ángeles aunque elegiría otro convento mucho más austero para su entrada como novicia... Después de misa y acompañada solo por uno de sus criados se dirigió por la cuesta del Corpus, al convento que le da nombre a la cuesta y es allí, sabiendo lo que atrás dejaba donde entró sin girar la cabeza a lo que ya era su pasado...
Ella era una de las hijas del marques de Villaseca, se llamaba María Victoria Cabrera y Pérez de Saavedra; él su primo y hasta ese mismo día su novio, llamado Ángel de Saavedra y Ramírez de Baquedano, heredero que sería del ducado de Rivas.
En su renuncia a su vida aristocrática iba implícita el no llegar a ser esposa de uno de los hombres más apuestos de la ciudad.
Profesó como monja de clausura durante veintiséis años son los que vivió entre las paredes del convento y cuando murió, el 4 de octubre de 1850, cuentan que se encontró entre sus papeles de sus celda una poesía dirigida al Jesucristo crucificado que decía así:
Perdona, pues he tardado
yo todo por ti lo dejo
y muy gozosa me alejo
de lo que más había amado
al ver tu suma bondad
conociendo mi maldad
no tendrá otro sentimiento
que amor y arrepentimiento
por toda la eternidad

firmado María Victoria del Sagrado corazón de Jesús


Fue enterrada allí, en el propio convento; al pie del coro del antiguo convento de las monjas dominicas del Corpus Christi  donde existe una losa que se lee:

"Aquí yace la madre priora Sor María Victoria Cabrera hija de los marqueses de Villaseca y del condado de Jarosa."


Del Duque-poeta... Quién sabe si escribió parte de lo que sucedió en aquella historia de amor con trágico final en su fabulosa obra de D. Álvaro o la fuerza del sino... ¡ Aquellos amantes tampoco tuvieron mucha suerte!
Pasado el tiempo, se casó con María Encarnación Cueto hermana del marqués de Valmar con la que tuvo siete hijos; y cuentan que jamás olvidó su amor de juventud ya que a veces la visitaba en el convento a pesar de solo poder escuchar la voz de María Victoria ya que por ser de clausura debían de cubrir su rostro.


***

Investigando un poco, buscando aquí y allá para saber un poco más de la historia encontré un articulo que apareció en la Gaceta de Madrid que es como se llamaba antes el Boletín Oficial del Estado, fechado en 1904 donde al parecer las monjas del convento de Corpus Christi  de Córdoba estaban pleiteando con los marqueses de Villaseca.

Por lo visto, Sor María Victoria del Corazón de Jesús heredó un capital de 193.776 reales y 26 maravedís de los que se hizo cargo su hermano Fernando Rafael Cabrera Pérez de Saavedra, conde y marqués de los dos títulos; con la obligación de ingresar en el convento cada seis meses la cantidad de 5.813 reales con 10 maravedís, es decir unos réditos de un tres por ciento.
Cuando Sor Victoria estaba ya en mejor vida y su hermano también, fueron los herederos de éste los que siguieron pagando los réditos señalados en los días señalados: todos los días de San Juan y Navidad...
Así fueron pasando los años y fueron muriendo esos herederos y pasando a otros cuando al quedar al descubierto varias anualidades en 1887 la comunidad se metieron en juicios llegándole a embargar parte de una finca en el termino de Almodovar del Río llamada de Fuenreal a los que no le quedó otra a la señora marquesa que ponerse al corriente con el convento.
Pasaron los años y tanto los hijos como luego los nietos de dicha marquesa ¡Se hicieron los suecos para no pagar los réditos ofertándoles pagarles el préstamo completo y así zanjar todo "contrato" con ellas.
¿Qué pasó? Pues que las monjas ni cortar ni perezosas se metieron de nuevo en pleitos con los herederos alegando que ellas no pretenden que les entreguen la cantidad que había heredado Sor Victoria que lo que querían era siempre cobrar los rédito ya  que así lo había dispuesto la monja en su lecho de muerte  ¡Anda, bonitas son ellas! ¡A saber!

Bueno, el caso es que en 1904 todavía cobraban la pasta, no he podido encontrar si siguieron o siguen cobrándoles los réditos.

El convento fue tal hasta 1992 cuando las monjas se trasladaron a un nuevo convento que se encuentra muy cerca de la facultad de Medicina.
Éste al ser cerrado fue comprado por Cajasur y hoy en día es donde se encuentra ubicada la Fundación de Antonio Gala.

Hoy lo que fue iglesia, la sala capitular y parte de la sacristía, suelen convertirse en zonas de exposiciones, mientras el claustro y las dependencias que éste distribuía: la casa de las novicias, los dormitorios y otros espacios de servicio del convento, quedan para la intimidad de la Fundación, donde se encuentran las áreas de trabajo y vivienda de los becados y del mismo escritor que se reservó un espacio privado en la zona alta del edificio


Fuentes consultadas :
Ángel de Saavedra su vida y su obra por Gabriel Boussagol- El patinillo que vio cruzar al duque poeta por Jose María Rey 26/05/1959 *Diario de Córdoba- El Catalogo de los Obispos de Córdoba y breves noticias históricas-Origen y evolución arquitectónica de los conventos cordobeses de Madres Dominicas- Francisco Manuel Carmona  *Universidad de Córdoba-Intervención arqueológica de urgencia en el antiguo convento del Corpues Christi (Futura fundación Gala) de Córdoba por patricio J. Soriano Castro. El patrimonio artístico del obispo Siuri en Córdoba por Francisco Manuel Pérez García