En tres tiempos se divide la vida: En presente, pasado y futuro; de éstos el presente es brevísimo, el futuro dudoso y el pasado cierto... (Lucio Anneo Séneca)

sábado, 6 de agosto de 2011

Lubna de Córdoba

Dibujo de ficción de Lubna







De Lubna, a la que llamaban de Córdoba poco se sabe de su vida personal.
Unos cuentan que llegó esclava a la ciudad, otros que era hija de Ibrahim un famoso copista, otros que fue conservadora de la gran biblioteca de Al Hakem II, mientras que otros dicen que solo fue copista.
No se sabe si estuvo casada o si tuvo hijos...
El caso es que su nombre pasó a la historia por nombrarla los cronistas pero poco se encargaron de contar su historia. ¡Tal vez y estoy segura de ello, por ser mujer!
Solo se sabe que fue una de las mejores copistas y cuentan que fue famosa a causa de sus conocimientos en gramática y por la calidad de su caligrafía.
Los cronistas las sitúan en en la segunda mitad del siglo X. 
Tiempos en los que eran Califa AlHakén II, gran defensor de la cultura y un gran entusiasta en coleccionar manuscritos, llegando a tener fama de contener 400.000 volúmenes. 
Según el profesor de universidad D. Pedro Ávila en su libro de "El saber en Al Andalus" cuenta que:

"Existen noticias de la elaboración del papel en el Al Andalus al menos, desde el siglo X"
éste se obtenía desde una pasta de lino y cáñamo macerada en agua de cal y pasada por el molino papelero, sin olvidar el empleo de una cola base de almidón para dar apresto a la pasta. 
Después se colocaba esta en una cuba grande donde era regada y después por medio de un molde o prensa se iba aplanando o alisando hasta alcanzar el grosor del papel y calidad adecuados. Más tarde se procedía al secado"

Prosigue el profesor:

"la biblioteca más importante fue la de Al Hakem aunque los orígenes de ésta se remontaban a su abuelo Muhammad y a su padre el Califa Abderraman que junto con uno de su hijos llamado Muhammad, se ocuparon de conseguir libros para la biblioteca palatina. Más tarde, a la muerte de su padre y hermano es Al hakem quien heredó la biblioteca"

Según cuenta Ibn Hazm- el encargado de la biblioteca no era otro que el eunuco Talid y cuenta que solamente en el registro donde estaban los títulos de los libros y su autor rellenaba 44 cuadernos de 50 folios cada uno, según indica J. María Millas- 
Cuentan que contenía tratados de Hipócrates, Galeno o Ptolomeo o el pensamiento de Aristóteles y que  en tiempos de Almanzor se encargó de destruir.
Junto con esta gran biblioteca también fundó una escribanía y talleres de encuadernación donde trabajaban numerosas copistas como Lubna o Fátima que contaban que tenía una letra bellísima y todas trabajaban bajo las ordenes de Saíd b. Muqaddas
¡Algunos cuentan que hasta 170 mujeres! la verdad que si esta cifra es cierta no podemos hacer una idea del nivel cultural así como el papel que jugaba la mujer durante el reinado de este Califa.

Cuentan que el Califa utilizaba agentes para poder comprar libros en el extranjero y que pagaba grandes sumas de dinero si los propios escritores de renombre le vendían la primera copia.
Según D. Pedro Avila- esto ocurrió con Abú Faray al Isfahání quien le vendió un ejemplar de su Kitáb al-Aganí "El libro de los cantos" por 1.000 dinares de oro previamente a que este libro apareciese en Iraq.

Desgraciadamente, a la muerte del Califa Al Hakem II y con la subida al trono del niño Hixem, empezó el declive de Al Andalus.
Almanzor como hayib hizo quemar libros de filosofía y todas las ciencias afines por el miedo a la difusión de ideas consideradas peligrosas por el poder y para congraciarse con los intolerantes; cuentan que solo se salvaron ejemplares de gramática, medicina, derecho y tradiciones.

"Mandó que sacasen de entre el conjunto de libros aquellos de ciencias antiguas que tratasen de lógica, astronomía y otros referentes a ciencias de los antiguos, excepto los que tratasen de medicina y cálculo.
Una vez separados los libros compuestos sobre lengua, gramática, poesía, historia, medicina, derecho, tradición y los compuestos sobre otras ciencias e investigaciones que existían entre la gente de Al Andalus, no quedó sino una parte muy pequeña que mandó quemar y destruir; unos fueron quemados y otros arrojados a los pozos del Alcázar, a otros se les cubrió de tierra y piedras... así como otros sistemas de destrucción.
Todo esto hizo para ganarse al vulgo de Al Andalus y para afear la conducta de Al Hakam con respecto a ellos."
(Cadi Ibn Said)

Más tarde y en tiempos de las Taifas, los libros que se libraron de las quemas, pasaron a las colecciones de los reyezuelos de las Taifas. El resto de la biblioteca en la que Lubna trabajada fue saqueada cuando los Almorávides llegaron a Córdoba.



Fuentes consultadas: 
Otra Historia de Córdoba de Galisteo Roger- El saber en Al-Andalus: textos y estudios, Volumen 2 editado por Pedro Cano Avila* Universidad de Granada (pag- hg) Año 1999- La educación de la Hispania antigua y medieval por Bernabé Bartolomé Martinez-Historia de la España Musulmana por J. María Jover Zamora- Foto recogida de Internet de elretirodelmoro, la cuál no corresponde con el personaje - Wikipedia

2 comentarios:

  1. El cuadro que ilustra tu artículo muestra a la Lubna verídica? De dónde sale este cuadro?

    ResponderEliminar
  2. No, no muestra a Lubna es una ilustración.
    Un saludo y bienvenida a mi humilde blog

    ResponderEliminar

Muchas gracias por sus comentarios.